“Con respecto a su invitación a asistir a la ceremonia del 4 de julio, creo que la forma confusa y contradictoria en que se invitó a la y los ex presidentes no honra la tradición de respeto republicano de nuestro país”.

De esa forma crítica, el expresidente Sebastián Piñera informó que no asistirá a la ceremonia de clausura del trabajo de la Convención Constitucional, que se realizará el 4 de julio. Una baja que se suma a la de Ricardo Lagos y Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quienes previamente también declinaron participar.

Mediante una carta dirigida a la presidenta de la mesa directiva, María Elisa Quinteros, Piñera precisó que “al igual que los otros expresidentes, he decidido no asistir” y manifestó su postura respecto a la controversia que se generó tras la decisión del órgano redactor de no incluir -”por temas de aforo”- a los exmandatarios dentro de los invitados al acto donde se entregará el texto final de la instancia.

Dicha decisión, sin embargo, tras una serie de críticas por parte de diversos actores políticos, incluyendo a algunos constituyentes, dio un giro y terminó por considerar a los exjefes de Estado.

“Las constituciones deben ser el gran marco de unidad, estabilidad y proyección, dentro del cual se debaten democráticamente las distintas ideas, se resuelven las legítimas diferencias y se construye un mejor futuro para todos”, se lee en la misiva enviada por el expresidente.

Precisa que “para lograr este objetivo es fundamental que la Constitución tenga un amplio y sólido apoyo ciudadano, para que sea reconocida y respetada por todos”, y agrega que “en Chile llevamos más de 40 años dividiéndonos y confrontándonos en torno a la Constitución del 80, a pesar de sus múltiples y significativas reformas”.

“La inmensa mayoría de los chilenos no quiere seguir dividiéndose y confrontándose en torno a la Constitución durante los próximos 40 años. Quiere unidad y que la Constitución sea la casa de todos”, concluye la carta que incluye su firma.

/psg