Luego que la Corte de Apelaciones de Concepción rechazara la prisión preventiva de Jorge Escobar, tío abuelo de Tomás Bravo, han surgido diversos cuestionamiento al fiscal jefe de Arauco, José Ortiz. Esto, debido a la presentación de pruebas que no pudieron determinar la culpabilidad del acusado.

Sobre el trabajo del persecutor, Carlos Pinto se refirió en Contigo en La Mañana.

«El pasado de las personas también habla. Me recuerdo al caso del chacal de Curanilahue, en el año 2004, donde el actual fiscal lideró esa causa. José Ortiz, al mando de esta investigación, de alguna manera, actuó con un voluntarismo que, a veces, lo dan las certezas», dijo.

El periodista y rostro de «Mea Culpa» recordó que «en aquella ocasión, José Ortiz determinó que la muerte de un pequeño de 1 año y 8 meses. Un diagnóstico médico que hablaba de una posible situación de abuso sexual, permitió al entonces fiscal entender que este hombre, el padre de este chico, era era el agresor. Entonces (el padre) fue acusado producto de un pequeño diagnóstico que hizo un médico».

«El padre de la víctima estuvo cuatro meses detenido, hasta que finalmente todas las pericias, ya más exhaustivas, indiciaron que no hubo agresión sexual y que el deceso del niño se produjo por un verdadero atentado que hizo la cuñada. Y, entonces, estamos frente a un caso muy similar al que estamos viviendo hoy día, teniendo al mismo fiscal presente, y entendiendo que eso fue un error, probablemente, determinado por todos quienes siguieron el caso y mantuvo preso a un inocente por 4 meses», continuó.

Sorprendido con la información compartida por Pinto, Julio César Rodríguez interrumpió: «El dato que está dando Carlos Pinto es bien desalentador. Lo que está poniendo en la mesa es un caso que no recordábamos y menos sabíamos que era mismo fiscal».

«Lo que sucede en este caso -y yo no quiero apuntar a nadie porque los errores los cometemos todos, sobre todo quienes dirigen las investigaciones- es que ha causado la atención de todo un país (…) Evidentemente que un fiscal puede tener el apetito de tener éxito, sobre todo en un caso como este», explicó Carlos Pinto.

¿Quién es el culpable?

Además, indicó que -muy probablemente- el culpable ya es conocido públicamente.

«Si yo hago una narrativa gramática, tenemos muy pocos personajes en acción, y a mí no me cabe la menor duda que uno de estos personajes que conocemos tiene más del 90% de las posibilidades de ser el culpable, pero muchas veces el voluntarismo, el poco profesionalismo, el nervio, permite que un fiscal -en este caso- teniendo todos los elementos para acertar… haber esperado. Como no se esperó, hemos caído nuevamente en la incertidumbre y, por tanto, yo recuerdo el caso anterior, que fue un error. Aquí, esperamos, que no sea un error», dijo.

Finalmente, reiteró su cuestionamiento al fiscal: «Por un lado el cuerpo habla, pero nuestra historia también habla. Lamentablemente, el fiscal, teniendo todos los elementos para resarcirse de un pasado que lo condena» no lo pudo hacer, hasta ahora.

/psg