El Gobierno confirmó que la Parada Militar se realizará en el Parque O´Higgins, aludiendo a que las medidas sanitarias así lo permiten, por lo que serán 6.500 los efectivos de las Fuerzas Armadas que el próximo 19 de septiembre desfilarán por el lugar.

“Actualmente, Santiago, al igual que varias regiones del país, está en Fase de Apertura, lo que permite mayores aforos, libertades de desplazamiento y la realización de actividades públicas, manteniendo siempre estrictas medidas sanitarias”, señaló el ministro de Defensa Baldo Prokurica a través de un comunicado.

Agregando que “es por ello que el Gobierno ha decidido retomar la realización de la Parada Militar en el Parque O’Higgins, como es tradición desde hace 106 años. La ceremonia contará con el desfile de 6.500 efectivos del Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Carabineros y la PDI, dotación que representa un 30% menos que en una Parada tradicional, y no contempla la asistencia de público general”.

El secretario de Estado recordó que durante el año pasado la conmemoración del “Día de las Glorias del Ejército” se realizó de una manera diferente a causa de la pandemia de covid-19, haciéndose “un reducido desfile” en la Escuela Militar. Sin embargo, debido a que este 2021 “las condiciones sanitarias son muy diferentes” se determinó que deberán volver al recinto en Santiago.

“Es importante señalar que el Ministerio de Salud aprobó un estricto protocolo sanitario del Ejército, de acuerdo al cual se tomarán todas las medidas de seguridad para resguardar la salud de los participantes y evitar los contagios. El protocolo contempla el uso obligatorio de mascarilla quirúrgica, registro de invitados, exigencia de pase de movilidad con esquema de vacunación completa, realización de test rápidos para covid-19, sanitización de espacios, distanciamiento físico, controles de temperatura, prohibición de consumo de alimentos, supervisión sanitaria permanente y señaléticas de prevención sanitaria, entre otras medidas”, aseguró.

A su vez Prokurica enfatizó que “la ceremonia será sobria y austera, a tono con los tiempos que vive nuestro país, y se rendirá un homenaje a civiles y militares que han combatido la pandemia. Ellos son un digno ejemplo de lo que significa el sacrificio, la entrega y el servicio por el otro, arriesgando su vida para llevar consuelo y esperanza a tantas familias”.

“Además, se recordará a las más de 37 mil personas que han fallecido durante esta pandemia, así como también a los mártires del personal de la Salud y de las Fuerzas Armadas y de Orden. Por ello, se dispondrá que los estandartes de combate vayan con una señal de duelo”, declaró el ministro de Defensa.

/psg