Ante el aumento de los episodios de violencia en la macrozona sur, el fiscal regional de La Araucanía, Roberto Garrido, dio a conocer que los delitos de usurpación y toma de terrenos han registrado un alza en los últimos meses. Si bien este fenómeno tendría relación con la compra de terrenos anunciada por el Gobierno, el persecutor aclaró que estos crímenes responden a la falta de soluciones efectivas para la zona.

En concreto, el fiscal detalló que, entre los delitos que más han tomado fuerza en La Araucanía, se registra la “usurpación y toma de predios”. En palabras de Garrido “en los últimos meses se ha registrado un aumento de ese delito, que había registrado una baja anteriormente, esa es una cuestión objetiva de la que yo puedo dar cuenta”.

En conversación con Radio Universo el persecutor aclaró que “el fenómeno de la usurpación es normalmente estacionario, porque esta no es la primera vez que un Gobierno anuncia que va a incentivar o que va a dar prioridad a la compra de tierras. En los periodos estivales también y cuando se van a dar las cosechas se generan también una mayor cantidad de incidencia de este delito”.

En ese sentido, el fiscal acotó que, a su perecer, este fenómeno es “multicausal” y que en la región “hay un problema de arrastre, un problema estructural dentro de lo que ocurre en La Araucanía”.

“Hay muchos diagnósticos sobre la materia, pero para alguien que lleva radicado 20 años en la zona, la verdad es que no aprecio que hayan cambios efectivos ni soluciones directas que se hayan implementado en el último tiempo, y eso explicaría por qué este es un fenómeno que sólo ha aumentado en los últimos 20 años y no ha tenido a disminuir”, agregó.

Al ser consultado por la efectividad del estado de excepción para la prevención de delitos, el persecutor puntualizó que “no sólo cuando está el personal militar, sino que también la Policía de Investigaciones o Carabineros despliegan los efectivos en determinadas zonas (…) los fenómenos tienden a desplazarse o la incidencia de los delitos tienden a desplazarse a otros lugares”.

En esa línea, Garrido explicó que “la presencia de prevención disuade de cometer delitos en determinados lugares, pero lo que constatamos es que se pueden desplazar perfectamente o bajan algunos días y después se reorganizan en otro sector”.

Querella contra Héctor Llaitul

Por otra parte, el fiscal regional de La Araucanía mencionó que durante la jornada de este jueves, el Ministerio Público podría recibir el documento que contiene la querella contra el líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, la cual fue presentada por parlamentarios de Renovación Nacional a raíz del llamado al “levantamiento armado” realizado por el comunero.

En ese sentido, Garrido acotó que, una vez que el Tribunal de Garantía de Temuco determine formalmente que la querella es admisible y ésta sea remitida al Ministerio Público, se iniciarán las diligencias correspondientes para llevar a cabo la investigación.

“En este caso se van a remitir a la Fiscalía Local de Temuco. Entonces, la jornada de hoy estaremos pronto a recibir esa información y decretar, de acuerdo con los hechos que se expresan en la misma y las diligencias que tienen que sugerirse en ese escrito, cuáles van a ser nuestros pasos a seguir en esa investigación”.

No obstante, el persecutor aclaró que, una vez remitida la querella “hay que tener presente no sólo la presunción de inocencia sino que también el derecho a guardar silencio (…) Nosotros lo podemos citar, de hecho lo hemos hecho en otras investigaciones, pero si él (Héctor Llaitul) no quiere venir o no quiere declarar, no hay ningún mecanismo que nos permita hacerlo de manera forzosa”.

/psg