Los padres de Itan y Tamara, los dos niños que murieron baleados durante dos encerronas ocurridas la última noche de febrero en la región Metropolitana, se reunieron este lunes con el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda.

En la instancia, también estuvo presente la primera dama, Cecilia Morel; el ministro del Interior, Rodrigo Delgado; y la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

Raúl Moya, padre de Tamara de 5 años quien murió baleada en Huechuraba tras una encerrona a su madre, hizo hincapié que en el caso de la muerte de su hija aún no hay detenidos.

“Han pasado 8 días y las lacras que la asesinaron aún están libres. Y lo peor de todo, aún tienen la posibilidad de seguir dañando gente. Yo sé que son unas ratas cobardes y están escondidas, pero todavía existe la posibilidad de que hagan pasar a otra familia por el mismo dolor que estamos pasando nosotros”, declaró.

Por ello, señaló que en su cita con el Mandatario “le exigimos que reinstale en el Congreso la discusión de la pena de muerte, eso es lo que quiere el pueblo”.

Moya indicó que actualmente hay encuestas, que “avalan esta petición con alrededor del 67% de los encuestados a favor de la pena de muerte”.

Y agregó: “Nunca un Presidente en Chile sacó una votación tan alta como la aprobación que tiene la pena de muerte”.

Moya señaló que es importante la pena capital para que así un delincuente “sepa que va a tener que pagar con su vida, no se va a ir de vacaciones a la cárcel ni tampoco va a pedir beneficios en 10 años. Se va a morir”.

Finalmente, indicó que si la pena de muerte no es repuesta, “al menos veremos la cara de los políticos que se niegan a cumplir con los deseos del pueblo chileno”.

Y agregó: “Espero que a partir de hoy, todos esos políticos que no han dicho nada, que no han alzado su voz para defender a estas pequeñas víctimas, empiecen a dar la cara. Que sepamos quiénes están a favor de protegernos a nosotros y quiénes están a favor de los criminales”.

CONVOCAN A MARCHA PARA ESTE MIÉRCOLES

Los padres también anunciaron que para este miércoles a las 17:00 horas organizaron una manifestación en Plaza Baquedano para que la muerte de los niños generen cambios en la legislación chilena para perseguir actos delictuales.

En ese sentido, Scarlett Ahumada, mamá de Itan de 6 años que murió en Maipú tras recibir una bala disparada por un carabinero en medio de un enfrentamiento con asaltantes, señaló que “llegamos a pedir justicia por nuestros niños y vamos a seguir luchando”.

Y agregó: “Hablamos que se tienen que cambiar muchas cosas en el Congreso”.

Junto con ello, llamó a que la marcha convocada para el miércoles sea familiar y pacífica, por lo que pidió que no se realizaran desmanes. “Queremos que sea completa y totalmente pacífica, así es que por favor se los pedimos de corazón que no hayan desmanes”.

/psg