El Gobierno argentino prevé que la economía crecerá 4% y la inflación será del 33% en 2022, según el Presupuesto que elevó al Congreso la medianoche del miércoles tras una jornada marcada por una crisis en el gabinete del Presidente Alberto Fernández.

El proyecto de presupuesto, que debe aprobar el Congreso, excluye pagos de capital al Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda que aún está pendiente de renegociación por unos US$44.000 millones.

El próximo 22 de septiembre debe pagar al FMI un vencimiento de capital por US$1.900 millones y en diciembre otro también por US$1.900 millones.

El texto elevado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, estipula un déficit fiscal primario -que excluye el pago de vencimientos- de 3,3% del Producto Bruto Interno para el año próximo.

También estima que la moneda cotizará a razón de 131,10 pesos por dólar estadounidense hacia finales de 2022, casi 30% por encima de la cotización actual que ronda los 103 pesos por dólar.

El presupuesto fue elevado al término de una jornada de tensión política tras el revés electoral en las primarias legislativas del domingo pasado que derivó en la presentación de renuncias de cinco ministros y otros altos funcionarios el miércoles.

En cuanto a la inflación, el presupuesto delineado por el gobierno espera lograr un marcado descenso respecto a la de 2021 que acumula 32% entre enero y agosto y se estima cerrará este año en torno al 45%.

El presupuesto se basa en un fuerte incremento de la recaudación (+46,7%) respecto a la de 2021, prevé una reducción de los subsidios en el rubro energético y una expansión del gasto público en las áreas de ciencia, tecnología y educación.

Respecto al crecimiento de la economía, que se desplomó en 2020 un 9,9%, el presupuesto prevé un incremento del 4%, la mitad de lo proyectado para 2021.

Otras proyecciones vaticinan crecimiento del 4,6% del consumo, 6,6% de la inversión y una mejora del 7,5% en las exportaciones y del 9,4% de las importaciones.

En recesión desde 2018, Argentina atraviesa una crisis económica que se vio agravada por la pandemia del covid-19 con 42% de sus 45 millones de habitantes en la pobreza.

/psg