A través de una campaña digital fuerte, Parisi apostó a superar el 10,1% de votos que obtuvo en la presidencial de 2013. Y lo consiguió, ya que finalmente llegó a un impensado 12.9% de los votos y se ubicó en tercer lugar detrás de Kast y Boric

Esta vez en su campaña puso énfasis en su crítica en contra del establishment político. Esta semana incluso cuestionó el reciente allanamiento de las oficinas del Partido Comunes por la indagatoria por irregularidades en el pago de cuantiosas remuneraciones en la candidatura senatorial de Karina Oliva. Dijo que el operativo obedecía a una operación política. Por lo mismo, prometió que de resultar electo llevaría a cabo una profunda reforma al sistema del Poder Judicial en Chile.

Las querellas

Parisi enfrentó la campaña con una serie de acusaciones en su contra, como el no pago de una pensión alimenticia por parte de su expareja en Chile y una querella por estafa y lavado de activos por parte de Inmobiliaria Cerro Colorado, filial de MBI Inversiones, que lo sindica de urdir un plan para quedarse con un edificio en La Cisterna sin pagar por la operación.

Ante los cuestionamientos habló de una confabulación en su contra. Dijo que la acusación provenía de los grandes grupos económicos a quienes no les gustaba su candidatura. También sostuvo que él dejó de formar parte de Royal Estate meses después de que surgieran las denuncias de vecinos del denominado “Edificio sin Ley”, inmueble cuyos arrendatarios denuncian que en su interior ocurren actos de narcotráfico, prostitución y violencia.

Franco Parisi mostrando fotografía de M&M formando el número 7 que le otorgó el Servel para aparecer en la papeleta presidencial y posteriormente exhibiendo una bebida 7Up, en la misma lógica.
¿Por qué no llegó?

Hasta este domingo había dudas sobre cuál sería el destino de Parisi si llega al país (una opción que por ahora está descartada). Contrario a lo que se especuló, Parisi no habría quedado detenido en el aeropuerto por sus procesos judiciales, pero sí se le habría prohibido la salida del país, pues mantiene vigente una orden de arraigo nacional debido al no pago de pensión alimenticia a sus gemelos de 14 años.

Primero dijo que no llegaría en la segunda quincena de octubre por motivos laborales y que había solicitado asilo político en Estados Unidos. Posteriormente cambió de planes, aduciendo que sería padre y llegaría al país el 7 de noviembre, para participar del último debate Anatel previo a las elecciones y, posteriormente, cerrar su campaña. Sin embargo, después acusó, justo antes de la fecha estipulada, que debía someterse a un PCR por ciertos síntomas de Covid-19. El primero que se hizo resultó “inconcluso”, pero el segundo arrojó “positivo”.

Por otro lado, por el lío con la inmobiliaria Royal, el exvicedecano de la Facultad de Negocios de la Universidad de Chile si hubiera llegado al país tendría que declarar por la querella que se tramita en su contra en el 4º Juzgado de Garantía de Santiago.

El despliegue de Parisi no sólo se sustentó en llamados a sus adherentes a crearse cuentas en dichas plataformas, sino que también en una estructura política que permitió en poco tiempo al PDG llevar un total de 380 candidatos a diputados, senadores y consejeros regionales (cores).

Sus estrechos colaboradores en todo momento impulsaron su candidatura. Se trata de los publicistas Giancarlo Barbagelata (Viña del Mar) y Juan Marcelo Valenzuela, candidato a diputado del PDG por Valparaíso, y Daniel Manríquez, autodenominado “halcón” (Arica). Estos dos últimos exempleados de Felices y Forrados, la firma de gestión financiera que fundó Gino Lorenzini y que luego de que cerrara la empresa, decidieron plegarse a la campaña de Parisi. Hoy Lorenzini y Parisi están distanciados.

Al cierre de esta edición, y cuando el conteo de votos en regiones aún era parcial, los números indicaban que el PDG estaría disputando al menos un escaño senatorial en Antofagasta. Ahí la lista PDG llevó a Paola Debia González, Ricardo Vargas Valenzuela y Tamara Gaytán. También disputaba 9 cupos en la Cámara de Diputados.

/gap