Este miércoles el Presidente de la República, Sebastián Piñera, participó de la inauguración del Encuentro Nacional del Agro (Enagro) “Semillas para una agricultura sustentable”, organizado por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA).

La instancia, a la que además asistirán los candidatos presidenciales, contó con las palabras inaugurales del Presidente Piñera. Un discurso que se enfocó en las dificultades a enfrentar durante su segundo mandato y los hitos de su gestión.

Entre ellos, mencionó la conformación de la Convención Constitucional, la que desde la primera semana de julio trabaja en su reglamento interno para luego tratar los temas de fondo de la nueva Carta Magna.

“En los países civilizados, las constituciones son el gran marco de unidad, de estabilidad, de proyección, y para que una Constitución cumpla con ese objetivo central, tiene que ser fruto de un amplio y profundo acuerdo. Jamás fruto de una imposición, porque debe ser una Constitución respetable y respetada por todos”, dijo el Mandatario para luego dirigirse directamente a los convencionales.

“Y los constituyentes deben comprender que una Constitución debe unir un país y no dividirlo. Porque una casa dividida no puede prevalecer”, sentenció Piñera.

“El objetivo de esta Convención, que tiene un mandato fuerte y claro en la Constitución, es acordar y proponer una buena Constitución para Chile”, y declaró que, a su juicio, “Una buena Constitución es aquella que recoge los valores del alma de nuestro país. El valor de la libertad, de todas las libertades, la libertad de expresión, de asociación, religiosa. El valor de la vida, el valor de la familia. Y también nuestros valores patrios, nuestras tradiciones, nuestros héroes, nuestros símbolos”.

“Todo ello, en mi opinión, debe estar recogido como parte de los principios, y por supuesto, también recoger con criterio más moderno, los derechos básicos que toda Constitución debe garantizar, por ejemplo, el derecho a la salud, a la educación, a la previsión social, a la vivienda”, concluyó al respecto.

Sobre los acontecimiento detonados el 18 de octubre de 2019 -que tuvo como vía institucional el acuerdo del 15 de noviembre que resultó en la Convención-, el Presidente dijo: “El estallido social también nos recordó el valor de la paz, de la condena a la violencia, del orden público, de la vigencia del Estado de derecho, que son esenciales en la vida de una nación libre y democrática”.

Consultada por los dichos del Mandatario, la presidenta de la Convención, Elisa Loncon, prefirió no emitir comentarios.

/psg