Aunque como apuntaba también Meléndez, cuando “el clima de desconfianza mutua domina en el país entre izquierda y derecha, jóvenes y mayores, políticos e independientes” lograr convencer se hace difícil.

Y los consensos se diluyen, como vimos esta semana en el cruce de ideas entre Daniel Matamala y Pablo Ortúzar.

Mientras para el primero “es absurdo pensar que hoy en Chile existe igualdad porque la Constitución así lo dice” o que con la nueva constitución los pueblos indígenas serán “privilegiados”.

Para el segundo, “la igualdad ante la ley” debe ser “un valor republicano fundamental” que no puede desmontarse “con la excusa de ayudar a grupos desventajados”.

Lo que incomoda a uno, no es lo que incomoda al otro. Los comentarios son libres, diría CP Scott.