“No es momento de cuestionarlo ni invalidarlo (el acuerdo del 15/N)”. Así reaccionó el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, respecto a la misiva redactada por 34 constituyentes -miembros de la Lista del Pueblo, pueblos originarios e independientes- donde plantearon 6 “garantías democráticas” para el funcionamiento de la Convención Constitucional y sostuvieron que ésta no se debe subordinar a “reglas inamovibles” del Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución.

Según dio cuenta La Tercera, este grupo de convencionales electos dieron a conocer un texto titulado “Vocería de los pueblos de la revuelta popular constituyente”, donde se establece que “el poder constituyente originario es un poder plenamente autónomo (…)” y que “no puede ser limitado a la redacción de una nueva Constitución bajo reglas inamovibles, sino que debe ser expresivo de la voluntad popular”.

“Esos constituyentes ya se sometieron a lo que fue el acuerdo al cual ellos mismos a lo mejor ahora no les gusta. Porque finalmente si fueron candidatos a una elección de convencionales constituyentes fue gracias a ese acuerdo donde se canaliza la demanda ciudadana y se dice ‘paremos con la violencia desatada, sentémonos a conversar’ -en ese tiempo yo también era alcalde y los alcaldes también tuvimos un rol muy importante en eso- ‘firmemos un marco de acuerdo para poder salir de esas crisis’ y, ¿cómo salimos adelante? De manera institucional. Vale decir, inicialmente con un plebiscito, después con elecciones y ellos se inscriben en el marco de ese mismo proceso. Por lo tanto, su sola presencia como constituyentes valida el acuerdo de noviembre”, sostuvo Delgado al ser consultado por el tema.

En esa misma línea, el jefe de gabinete afirmó que “invitaría a quienes no confíen en esos acuerdos a cambiar las cosas desde adentro, en el marco institucional y seguir adelante pensando en el mejor país que todos queremos. Yo creo que aquí no hay veredas de buenos o malos, de quienes quieren lo mejor o lo peor. Yo creo que todos queremos lo mejor para Chile. ¿Hay distintas visiones para llegar a ese mejor Chile? Por supuesto. Y tenemos que seguir avanzando en esa materia, pero hagámoslo en el marco de los cuales ellos mismos participaron”.

“Ellos se inscribieron como candidatos, como resultado de un proceso que comenzó con ese acuerdo, no es momento de cuestionarlo ni invalidarlo, es momento de trabajar, acordar, de seguir construyendo el país que todos quisiéramos para las nuevas generaciones”, complementó el jefe de gabinete.

Críticas desde Chile Vamos y de la presidenta del Senado

La misiva de estos 34 constituyentes generó molestia en Chile Vamos, donde transversalmente se criticó la misiva. De hecho, desde el bloque se planteó que -de concretarse dicha postura- el resultado de la Constituyente sería “ilegal, nulo e inaceptable”.

“Si la constituyente no respeta ese marco, la constituyente está viciada y el producto sería completamente nulo e inaceptable”, planteó el presidenciable de RN, Mario Desbordes.

A lo que se sumó el jefe de bancada de diputados UDI, Juan Antonio Coloma: “De acogerse la teoría que presentaron estos 34 constituyentes, se estaría vulnerando el Estado de Derecho y, por consiguiente, la Convención Constitucional sería ilegal e ilegítima”.

Una postura similar adoptó la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), quien afirmó que “ningún grupo tiene hoy día la posibilidad de imponer al otro normas de funcionamiento”.

/psg