Tras una serie de ataques incendiarios y aumento en la presión parlamentaria, el gobierno de Gabriel Boric cedió y determinó que va a extender el Estado de Excepción que rige en la Macrozona Sur del país a la Región de Los Ríos.

Así lo comunicará desde la Región de Los Lagos la ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches. Ya durante esta mañana el mismo Presidente Boric -en conversación con el canal Vértice TV de Llanquihue- había asegurado, consultado por el tema, que: “No lo descarto y vamos a tener noticias”.

La decisión se adoptará debido al aumento en los hechos de violencia rural en la región, que en seis meses ya sumaban 53 (hasta mediados de julio). El último de ellos el viernes pasado cuando 6 maquinas forestales fueron quemadas por un grupo de desconocidos. Por este caso el gobierno anunció el pasado sábado que interpondrían una querella por el delito de incendio.

El incremento en los ataques en la zona ya había motivado a que diversos parlamentarios -de oposición como de oficialismo- solicitaran al gobierno considerar decretar el Estado de Excepción en la región. Y así lo habían manifestado en las últimas veces que el Ejecutivo había ido al Congreso para pedir extender la medida que actualmente rige en La Araucanía y en la Provincia de Arauco, en el Biobío.

Si bien el gobierno en un principio descartó aplicar la medida excepcional en la región, con el paso de los días y el aumento de los ataques, la situación fue cambiando. De hecho, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve viajó a la zona para conversar en terreno con las autoridades locales y anunciar una serie de medidas de seguridad en las rutas y caminos de la región.

“Estamos preocupados por lo que ocurre en la Región de Los Ríos, no lo minimizamos, como tampoco lo minimizan las autoridades de la región. Pero las decisiones de esta envergadura afectan a la región en distintos ámbitos, no solo en los ámbitos de seguridad, sino que también en los ámbitos de desarrollo”, indicó en dicha oportunidad para justificar la decisión de no decretar Estado de Excepción.

Durante la última visita al Congreso por parte del gobierno para extender el Estado de Excepción en la Macrozona Sur, se entregaron una serie de datos respecto a la efectividad de la medida. Una de ellos es que dentro de las provincias donde está implementada “se ha observado una disminución del 29% de los casos de violencia rural una vez entrada en vigencia la medida constitucional. Esta disminución se explica por la importante disminución de los casos en Tirúa y Victoria”.

/psg