Parece que hemos entrado en la época de las “casualidades”. Por ejemplo, en octubre de 2019, un grupo de 15 empresarios, funcionarios gubernamentales y médicos se reunieron en Nueva York para planificar la respuesta global a un brote mundial de un coronavirus nunca antes visto y completamente ficticio. El coronavirus ficticio en el centro de la simulación del Evento 201, una colaboración entre el Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates, se llamó CAPS, y comenzó con los cerdos en Brasil antes de extenderse por todo el mundo.

Muchos de los que participaron en el Evento 201 dijeron que la “Big Tech” ya no es una plataforma, sino una emisora ​​y debía intervenirse para combatir las noticias falsas. Otro de los presentes de manera típica demonizó las teorías de conspiración. El plan era censurar toda información procedente de Internet, utilizando la excusa de las “noticias falsas” al afirmar que la difusión de información falsa durante una emergencia es un problema mayor que el habitual y debe detenerse. Meses después ese “hipotético” escenario se cumplió. Pero de nuevo, tenemos una nueva “coincidencia”.

La simulación NTI

Durante la pandemia de COVID, la organización pública estadounidense Nuclear Threat Initiative (NTI) se asoció con la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC) para realizar un ejercicio de simulación destinado a reducir las amenazas biológicas. El ejemplo que eligieron para el ejercicio fue ‘una inusual cepa del virus de la viruela del mono’. En el ejercicio, los dos grupos prepararon el brote de la cepa de viruela del mono en un país ficticio llamado ‘Brinia’ que eventualmente se propaga a nivel mundial en 18 meses.

En el escenario, el brote inicial fue causado por un ataque terrorista que utilizó un patógeno diseñado en un laboratorio con disposiciones inadecuadas de bioseguridad y bioprotección y una baja supervisión. Al final del ejercicio, la “pandemia ficticia” resultó en más de tres mil millones de casos y 270 millones de muertes en todo el mundo.

simulacion viruela del mono - ¿Casualidad? EE.UU. hizo una simulación de la viruela del mono en 2021 con 270 millones de muertes

Ahora bien , la parte más inquietante es que el hipotético escenario se produce el 5 de junio de 2022, a partir de un brote en Brinia después de que un grupo terrorista del país vecino ‘Arnica’, que también es ficticio, desarrolle el virus de forma ilícita. El grupo terrorista independiente Arnican, conocido como SPA, había trabajado con científicos para diseñar un patógeno altamente contagioso y mortal. Los terroristas dispersan el virus en estaciones de tren abarrotadas en Brinia, programando el ataque para que tenga lugar durante un día festivo nacional, lo que permite que el virus se propague aún más. Las autoridades informan 1.421 casos y cuatro muertes en el país ficticio, que tiene una población de 250 millones de habitantes.

“Debido a que la viruela del mono no se encuentra naturalmente en Brinia, los expertos locales e internacionales consideran que este brote es inusual”, escribió el NTI en el informe que puedes ver pulsando aquí. “El gobierno de Brinian da la bienvenida a las investigaciones de brotes internacionales y solicita apoyo médico de la OMS”.

A medida que el virus avanza, se propaga a otro país ficticio: la ‘República de Dranma’. Dranma adopta fuertes restricciones para frenar la propagación del virus, prohibiendo grandes reuniones, imponiendo medidas de distanciamiento social e implementando las mascarillas tanto en interiores como en exteriores, similares a los estrictas medidas impuestas por la gran mayoría de países durante la pandemia de COVID-19.

Otro país ficticio, llamado ‘Cardus’, mantiene abierta su economía y minimiza el virus y sus posibles impactos, y como resultado experimenta tasas de mortalidad mucho peores. En la simulación, los investigadores pronto descubren que la cepa de la viruela del mono es resistente a las vacunas existentes, incluida la vacuna contra la viruela, mientras que los científicos que observan la propagación real del virus creen que la vacuna contra la viruela será efectiva. Incluso el virus utilizado en el escenario ficticio también es mucho más contagioso que la cepa real de la viruela del mono, con un número reproductivo básico de tres utilizado para modelar la ‘cepa modificada’ en comparación con la tasa de 2,13 que se observa realmente en la naturaleza.

simulacion de la viruela del mono - ¿Casualidad? EE.UU. hizo una simulación de la viruela del mono en 2021 con 270 millones de muertes

Más que una simple casualidad

Es curioso la parte de la simulación donde menciona “que los expertos locales e internacionales consideran que este brote es inusual”, ya que dado que los casos de viruela del mono superaron la marca de 90 en un lapso de diez días en 12 países, la OMS ha enfatizado que es “muy inusual” encontrar pacientes sin vínculos de viaje a un área endémica. La viruela del mono, que se detectó por primera vez en 1958 cuando se produjeron brotes de una enfermedad similar a la viruela en monos mantenidos para la investigación, se limitó en gran medida a las naciones africanas durante muchas décadas . El primer caso en los Estados Unidos se registró en 2003. Pero desde el 13 de mayo, el virus se ha estado propagando rápidamente en todo el mundo.

Doce países han registrado ya 92 casos y hay 28 casos sospechosos. Fuera de Europa, EE.UU., Canadá, Australia e Israel han registrado pacientes con viruela del mono. Polonia, Bélgica, Reino Unido, Francia, Alemania y Holanda, España, Suecia e Italia son los países europeos donde se han registrado casos hasta el momento. Todos estos países son áreas no endémicas.

El virus, que según los expertos no se propaga fácilmente entre las personas, ingresa al cuerpo a través del tracto respiratorio, heridas o las membranas mucosas. Según el principal organismo médico de los EE.UU., los CDC, el primer caso humano de viruela del mono se registró en 1970 en la República Democrática del Congo durante un período de esfuerzo intensificado para eliminar la viruela. Desde entonces, la viruela del mono únicamente se ha propagado en humanos en otros países de África central y occidental.

Tal vez todo se trate de “causalidades, pero como dijo el psiquíatra Carl G. Jung, no existe la casualidad, existe la sincronicidad. O mejor dicho, la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera no causal. Tú decides.

¿Existe alguna relación entre la simulación de 2021 y el actual brote de la viruela del simio?

Original de mundoesotericoparanormal.com

/psg