El padre de Britney Spears fue removido de su la tutela con la cual controlaba a su hija desde hace 13 años y la cantante no tardó en celebrar esta resolución, pues a través de sus redes sociales compartió una serie de fotos en las que posa desnuda o semidesnuda.

Jamie Spears ayer fue removido como tutor de Britney, responsabilidad que mantenía desde hace más de una década y ahora su tutela estará en las manos de un tutor provisional hasta el 31 de diciembre de este año, pero al ser un gran paso en su libertad, la llamada Princesa del Pop decidió festejar con sus fans en su cuenta de Instagram.

Este jueves, con 10 fotografías en las que presumió estar en la playa o en una habitación de hotel, la cantante volvió a posar sin ropa o con sólo la parte inferior de su bikini para sus seguidores y escribió en la descripción: “Jugar en el Pacífico nunca lastimó a nadie”.

Y es que no es la primera vez que Britney se muestra sin ropa que cubra su torso, pero esta vez lo hizo completamente desnuda y sin cubrir ninguna parte de su cuerpo, mas que lo necesario y con emojis para que Instagram no censurara las imágenes.

Entre los comentarios los fanáticos de Spears celebraron que se hubiera tomado de esa forma su libertad y aplaudieron que ya no temiera a mostrar su cuerpo en redes sociales. Mensajes de apoyo como: “Es como si hubieras nacido de nuevo como una mujer libre”, “Viviendo la leyenda, ver pero no tocar” o “Reina de la libertad”, se leen debajo de las fotografías.

La intérprete de Toxic hasta el momento no ha hecho ninguna declaración directa sobre lo ocurrido ayer con su padre, sin embargo, Jamie Spears hoy declaró a través de un comunicado que la resolución del tribunal de Los Ángeles significaba una “pérdida” para la cantante.

El empresario agregó que pese a la decisión él seguirá velando por los intereses de su hija, como lo habría hecho durante los 13 años en los que estuvo a cargo de la tutela de Britney.

Contrario a las palabras de Jamie, la estrella de pop señaló de “abusivo” el acuerdo por el cual desde el 2008 su padre controlaba su vida y finanzas después de que ella golpeó a un paparazzo.

Fue con el documental presentado por The New York Times, Framing Britney Spears, que se evidenció para el público cómo el papá de la cantante no sólo la controlaba desde un aspecto económico y personal, sino que también la vigilaba en todo momento, pues implantó aparatos de vigilancia instalados secretamente en su recámara para grabar sus conversaciones.

La semana pasada se dio a conocer que la Princesa del Pop buscaría terminar con el control de su padre para poder contraer nupcias con el modelo Sam Asghari, quien le propuso matrimonio el 12 de septiembre. Tras cinco años de relación, el modelo decidió dar el siguiente paso en su relación y le dio una alianza a la interprete de Criminal.

Britney presumió en sus redes sociales su emoción al comprometerse con su futuro esposo, pero no habría podido llegar al altar si Jamie Spears continuara como su tutor, por ello contrató a un abogado de derecho de familia, el cual la guió en el proceso para darle fin a la tutela de su padre que se extendió por 13 años.

/psg