La Dirección Meteorológica de Chile informó que a partir del sábado 9 de julio, un nuevo sistema frontal frío, afectará con precipitaciones, viento y nieve en cordillera, a la zona central de Chile, desde la Región de Coquimbo al Biobío.

Se esperan entre 20 y 30 milímetros de lluvia para la Región Metropolitana. Las lluvias comenzarán en la mañana del sábado y se intensificarán entre las 14.00 y las 20.00 horas.

Frente a ello, la delegada presidencial Constanza Martínez y el director regional de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi), Miguel Muñoz, encabezaron este viernes una reunión del Comité para la Gestión de Riesgo y Desastres.

La cita, que contó con la participación del gobernador Claudio Orrego, se desarrolló para coordinar el plan de acción e informar las medidas preventivas para enfrentar la situación que motivó una Alerta Temprana Preventiva para la Región Metropolitana por evento meteorológico.

“Queremos hacer un llamado a la ciudadanía a que en lo posible se mantengan en sus casas por el mal tiempo y queremos hacer un llamado especial a que no se suba a la zona de la precordillera y cordillera”, expresó la delegada presidencial regional en un punto de prensa durante la mañana, tras la reunión.

Martínez insistió en la recomendación a los habitantes de la capital a “que se cuiden, a que se protejan a que se mantengan en sus casas para que sea un fin de semana lo más tranquilo posible”.

La autoridad precisó que el pronóstico apunta, como “buena noticia”, a una Isoterma 0°C baja, lo que reduce la posibilidad de aluviones, sin embargo, anunció un monitoreo constante y en terreno de la evolución de la situación para evitar cualquier emergencia.

Claudio Orrego, por su parte, destacó que “una ciudad que se prepara es una ciudad más segura” y anunció, en esa línea, restricciones, que dijo eran necesarias, justamente para la seguridad de la población.

“A partir de hoy día en la noche se va a impedir el acceso a la parte alta tanto de Farellones, como del Cajón del Maipo. Ya se va a informar el punto exacto, si será en San Gabriel o incluso un poco más abajo, producto de la cantidad de nieve que vamos a tener”, informó el gobernador.

Desde la Onemi, en tanto, Miguel Muñoz expuso que están hechas las coordinaciones para responder ante eventuales emergencias.

Ante el posible anegamiento de calles, adelantó que cuadrillas nocturnas estarán trabajando para despejar.

Muñoz recalcó el llamado a no intentar acceder a las zona cordillerana.

“El turismo de cordillera este fin de semana no. No es el momento para subir. Se están tomando las precauciones para cerrar carreteras y que la gente no acceda, solamente los residentes”, reportó el director regional de Onemi.

/psg