Tras poco más de una semana trabajando en ella y buscando los consensos entre los distintos partidos, los diputados de oposición anunciaron que mañana presentarán la acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera.

El libelo, que apunta a que el Mandatario habría faltado a la Constitución al comprometer el honor de la nación por el caso de la venta de la minera Dominga en la que habría estado involucrado-que también investiga el Ministerio Público- ingresará a las 9:00 horas de este miércoles.

El texto cuenta con firmas de 15 parlamentarios de Apruebo Dignidad (PC-FRVS y FA) y Nuevo Pacto Social (PS, PPD, PL, Nuevo Trato, PR, DC) y se dará cuenta de él en la sesión de esa misma jornada, por lo que inmediatamente se procederá a la nominación -por sorteo- de los integrantes de la comisión encargada de revisar su pertinencia.

Los firmantes son Emilia Nuyado y Raúl Leiva del Partido Socialista, Marcela Hernando por los radicales, Andrea Parra del PPD y Daniel Núñez del Partido Comunista. Junto a ellos pondrán su rúbrica Gabriel Silber (DC), Pablo Vidal (Nuevo Trato), Alejandra Sepúlveda (FRVS) y Claudia Mix de Comunes.

Además lo harán Catalina Pérez de Revolución Democrática, Marcelo Díaz del Movimiento Unir y Gael Yeomans de Convergencia Social. También estarán las firmas de Tomás Hirsh (Acción Humanista), Pamela Jiles (Partido Humanista) y Félix González (Ecologistas).

La acusación requerirá que la mayoría de los diputados presentes en la sesión que corresponda rechacen la cuestión previa si la defensa del Mandatario la invoca y la mayoría absoluta apruebe el fondo (78 diputados) para que avance hacia el Senado, donde necesitará que 2/3 de sus miembros la respalden para concretarse.

Según los tiempos estimados por la Corporación, al darse cuenta mañana, el Presidente sería notificado dentro de los próximos tres días y tiene diez días (corridos sin contar los domingos) para presentar su defensa ante la comisión y ella tiene seis días para resolver al respecto y hacer sus recomendaciones a la Sala. Ante eso, el libelo podría ser votado en la Cámara el viernes 5 o lunes 8 de noviembre y ante eso, podría ser resuelta antes de las próximas elecciones del 21 de noviembre por el Senado.

/psg