La misión de la sonda espacial china Tianwen-1 ha descubierto rastros de agua líquida en Marte, lo que confirma la teoría de la antigua existencia de un océano en el planeta rojo, informa la agencia Xinhua.

De acuerdo con la Administración Espacial Nacional de China (CNSA), mediante la investigación de formas típicas de relieve, como conos cóncavos y cráteres de impacto de pared, los científicos encontraron “una importante relación entre la formación de formas de relieve y la actividad del agua” en la zona de aterrizaje del róver Zhurong.

Además, se descubrió que el suelo del área tenía una fuerte resistencia a la compresión y parámetros de baja fricción, lo que se asocia con la actividad del agua, así como fueron encontrados minerales acuíferos en las rocas de la corteza terrestre cercanas al lugar, lo que demuestra la presencia de agua líquida en la zona hace 1.000 millones de años, en el período Amazónico Tardío.

Así, los hallazgos muestran la influencia del agua en la evolución geológica y los cambios medioambientales del planeta rojo, confirmando la hipótesis de que una vez existieron océanos en Marte.

/psg