¿Alguna vez te has preguntado qué ocurrirá su un gran asteroide impactará contra nuestro planeta? Los astrónomos nos dicen que tales eventos son extremadamente raros. Solo ocurren cada 50 millones de años aproximadamente, pero la mala noticia es que ya hemos sobrepasado el periodo de tiempo. Y cuando ocurra tal impacto sería devastador.

Dentro de las primeras horas después del impacto, la Tierra se convertiría en un infierno. Toda la ceniza de los incendios y los fragmentos de roca del impacto permanecerán en la atmósfera durante mucho tiempo, y obtendremos lo que se llama un invierno de impacto. Bloqueará la luz del sol y toda esa ceniza que caiga al océano acidificará las capas superiores, matando a todo ser acuático y congelando nuestro planeta. No todo morirá. Si pensamos en las personas, la forma de sobrevivir sería en la oscuridad. Tal vez podrías vivir en un búnker con los suministros suficientes para pasar ese período de invierno en el que no se podrá cultivar ningún alimento comestible. Habrá lluvia ácida por todas partes, por lo que habrá que lidiar con la acidificación del suelo. Y esto solo sería el principio. Y si piensas que este escenario es casi imposible, ahora un nuevo estudio advierte que hay hasta un millón de pequeños asteroides dirigiéndose hacia nuestro planeta.

Asteroides peligrosos

Según un nuevo estudio realizado por astrónomos chinos, podría haber hasta un millón de pequeños asteroides dirigiéndose hacia nuestro planeta en el próximo siglo. Pero según nos dicen, el riesgo de impacto es bajo y la mayoría de los asteroides tienen menos de 100 metros de ancho. Sin embargo, si impactan nuestro planeta, tendrían más energía cinética que la que hay en una bomba atómica.

asteroides se dirigen hacia tierra - Astrónomos advierten que hasta un millón de asteroides se dirigen hacia la Tierra

El número actual de asteroides conocidos es de 1.113.527, algunos miden hasta cientos de metros de diámetro, mientras que los más pequeños tienen menos de 10 metros de ancho. La mayoría de los asteroides conocidos se encuentran en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. De hecho, se estima que hay entre 1,1 y 1,9 millones de asteroides ubicados allí que tienen más de 1 kilómetro de diámetro con millones de objetos espaciales más pequeños.

El profesor Gan Qingbo y sus colegas del Centro de Observación y Aplicación de Datos de Desechos Espaciales de la Administración Nacional del Espacio de China han declarado que los asteroides peligrosos a corto plazo (SHA, por sus siglas en inglés) son muy difíciles de rastrear en el espacio.

“La identificación precisa de los objetivos de amenazas de impacto y las capacidades de alerta temprana requieren algoritmos más precisos para la determinación de la órbita y la evaluación del riesgo de impacto”, explica el profesor Qingbo al periódico South China Morning Post.

Los investigadores examinaron una base de datos global de asteroides y se centraron en las órbitas de asteroides más pequeños y descubrieron que más de 700 de ellos podrían impactar nuestro planeta en el próximo siglo. Cinco de los asteroides tenían una probabilidad entre mil de impactar nuestro planeta, aunque sus órbitas en constante cambio podrían afectar esas probabilidades. Luego, llevaron a cabo modelos físicos sobre la formación de asteroides y estimaron que podría haber entre 100.000 y un millón de asteroides peligrosos a corto plazo peligrosos para nuestro planeta.

asteroides dirigen tierra - Astrónomos advierten que hasta un millón de asteroides se dirigen hacia la Tierra

Dado que muchos astrónomos centran su atención en objetos espaciales mucho más grandes, podrían estar ignorando los asteroides más pequeños que también pueden ser potencialmente peligrosos. Por ejemplo, un pequeño asteroide que medía solo 19 metros explotó sobre Chelíabinsk, Rusia, en 2013, pero aún así causó una explosión extremadamente poderosa que fue aproximadamente 30 veces más fuerte que la bomba de Hiroshima. Además, las ondas de choque causaron daños a más de 7.200 edificios, pero afortunadamente nadie murió.

Este es un ejemplo perfecto de un pequeño asteroide que causa un daño significativo. Sin embargo, no hay ninguna razón para que corramos a escondernos, ya que el profesor Chen Ping, que es un geólogo de la Academia de Ciencias de China, explicó que los SHA son un tema interesante para la investigación académica y las discusiones públicas, pero eso debería ser en la medida de lo posible, y que dado que son tan pequeños, probablemente se quemarían en nuestra atmósfera. Esperemos que tenga razón.

¿Estamos en peligro? ¿Descubrirán un método para detectar a tiempo el acercamiento de asteroides peligrosos?

/psg