Este lunes la Cámara de Diputados despachó a ley el paquete de apoyo a la clase media y refrendó las modificaciones realizadas el domingo por el Senado.

En general, la Cámara Baja aprobó el proyecto con 132 votos a favor, 2 en contra y una abstención. Mientras que los cambios que realizó el Senado a los incisos 2 y 3 del artículo 8 sobre las incompatibilidades del bono respecto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) entregado en enero y febrero fue visado por amplia mayoría.

En esta línea, el Ejecutivo logró un acuerdo con la oposición allanándose a que los dineros del IFE de enero y febrero no sean descontados del bono clase media de $500.000. Además, el gobierno acordó enviar una ley corta que normará lo mismo en el beneficio de quienes reciban el bono destinado a los transportistas.

De esta forma, se zanjó la controversia generada el domingo en el Senado luego de que la oposición acusara la existencia de letra chica, por la disposición que establecía que a los beneficiaron del IFE de enero y abril ($100.000) se les descontaría dicha cifra del bono, entregándoles $400.000 y no los $500.000 íntegramente.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda destacó que “durante el año pasado en términos de ayuda a las familias se ejecutaron algo más de US$6.100 millones y lo que el presidente anunció hace unos días es que van a ver US$6.000 millones adicionales, prácticamente lo mismo que se ejecutó en 2020 para ejecutar los nuevas ayudas sociales durante lo meses de abril, mayo y junio”.

Cerda también agradeció a los jefes de bancada de la Cámara y afirmó que “creemos que hemos logrado un buen acuerdo”.

/psg