Un “conspiración” en su contra. Esto habría acusado la presidenta del TC, María Luisa Brahm, durante el pleno del organismo de este miércoles, el que se da en medio de la controversia por la denuncia de un presunto “allanamiento ilegal” a las oficinas de los ministros por parte de personal que -de acuerdo a la denuncia- correspondería a la PDI, y que habría sido visado por la jefa de gabinete de Brahm.

De acuerdo a conocedores de lo ocurrido en la sesión, la presidenta del organismo habría dicho que tomaría “acciones judiciales de todo tipo”, en medio de la tensión generada por la denuncia revelada ayer martes por La Tercera.

Las mismas fuentes detallan a este medio que Brahm habría repudiado la forma y el fondo de lo sucedido en el pleno del martes, asegurando que nada de lo denunciado era efectivo.

Y no solo eso: afirmó que ejercería acciones al ser foco de “filtraciones intencionadas”, apuntando a ministros del TC.

Y es que, de acuerdo a la versión de Brahm, los hechos habrían quedado en un acta del 3 de marzo pasado, donde se detallaba que se habría hecho ingresar a personal de seguridad para evaluar posibles falencias en el edificio, lo que fue refutado por la secretaria de TC.

“Ya no sé que hacer con la cantidad de denuncias que recibo”, llegó a manifestar la secretaria del TC.

Y es que el presunto allanamiento a las oficinas de los ministros se suma a la tensión por las denuncias de un presunto maltrato laboral por parte de Brahm.

En medio de este clima, la sesión de este miércoles estuvo cruzada también por la denuncia del magistrado Rodrigo Pica, quien afirmó haber recibido amanazas a su integridad física en la casa de su madre durante la semana pasada.

Los nuevos antecedentes del presunto “allanamiento”
“Todas las puertas de los ministros deben dejarse abiertas”. Esta fue una de las instrucciones que Claudia Véliz, la jefa de gabinete de la presidenta del TC, María Luisa Brahm, le habría dado la noche del 14 de febrero de 2020 al administrador del tribunal, Ruben Quezada.

Una orden que habría ocurrido horas antes de que personal de la PDI ingresara a primera hora del día 15 de febrero, según datos a los que accedió T13.

Incluso, relató en su denuncia, se le habría instruido que ese día no podía haber “nadie” al interior del tribunal, y al personal de aseo se le pidió ingresar más tarde.

Los datos se suman a lo revelado por La Tecera este martes, que detalló que Quezada declaró que “se hizo un allanamiento ilegal y que fue avalado por la presidenta María Luisa Brahm, aquí entraron policías que revisaron el edificio y me pidió que no dejara registro o si no me echaría”.

El funcionario, quien dijo haberse cansado de guardar silencio, aseguró que “la presidenta del TC me pidió que nunca hablara de esto, si no me echaría”.

Barriga no solo dio cuenta de la denuncia, sino que exhibió imágenes de cámaras de seguridad que muestran el ingreso del personal que es identificado como PDI en la denuncia.

De acuerdo al relato, los policías incluso habrían hecho ingreso a los despachos de los ministros, que se encontraban de vacaciones. Una acción que, de acuerdo a Barriga, sería constitutiva de delito al no contar con una orden judicial para concretar esta diligencia o, en su defecto, con la autorización de cada uno de los ministros para acceder a sus oficinas.

La denuncia, según confirmaron a T13 conocedores del organismo, habría generado molestia en parte de los integrantes del pleno. Algunos, como José Ignacio Vásquez, lo calificaron de “extrema gravedad” y apuntaron a la entrega de información “ambigua”.

“Lamentablemente entramos en una espiral con esta presidencia de hundimiento del tribunal”, llegó a decir.

Otros, simplemente, quedaron estupefactos con los antecedentes. “Yo no estoy acostumbrado a tratar con la PDI, esto es fuerte”, afirmó uno de los ministros.

“A mi por lo menos nadie me dijo (…) me hubiera crispado la piel saber que la PDI entró a mi oficina. Al menos habría preguntado por qué”, dijo otro magistrado.

Más tarde, otro integrante expresó: “La capacidad de asombro está a prueba…no sé que puede ser más delicado”.

/psg