Con polémica, la Cámara de Diputados aprobó y despachó el proyecto que contempla el financiamiento de la Pensión Garantizada Universal (PGU) que impulsa el Gobierno, ya que la oposición incluyó una indicación para que el denominado impuesto a los “súper ricos” del país sea parte de la fórmula para sustentar la iniciativa.

A raíz de ello, el Ejecutivo hizo reserva de constitucionalidad, considerando que el tema impositivo es de iniciativa exclusiva del Presidente de la República, aunque señaló que antes de ir al Tribunal Constitucional (TC), esperará el diálogo con el Senado en donde esperan que se resuelva no insistir con este gravamen.

La presidenta del Senado, Ximena Rincón (DC), se refirió esta tarde al respecto, y aseguró que efectivamente el hecho de que se haya aprobado el impuesto a los “súper ricos”, genera “ruido”, ya que “no es una indicación que haya sido del Ejecutivo, por lo tanto, no es admisible”.

“Yo no sé cómo se ha logrado pasar esa valla en la Cámara de Diputados y entiendo que en el Gobierno han anunciado que esto va a ir a TC, lo que puede hacer que el proyecto en sí se detenga”, dijo.

Con todo, comentó que “esperamos poder resolver los temas del financiamiento, que es la gran preocupación que tiene toda la oposición respecto de este proyecto de ley”, añadiendo que “es fundamental que el Ejecutivo diga cómo se va a financiar este proyecto”.

Por su parte, el senador Ricardo Lagos Weber (PPD), recalcó que fue el Consejo Fiscal Autónomo), “un ente institucional, el que señaló que los recursos -planteados por el Ejecutivo para financiar la PGU- no eran suficientes””.

“O sea, faltan lucas. Eso es lo que dijo el CFA y yo esperaría que el Gobierno, luego de haber despachado el proyecto en la Cámara de Diputados, ven acá dispuesto a ver qué otras exenciones (tributarias) hay”, agregó.

Es decir, buscar qué otros tratamientos tributarios que favorecen a ciertos grupos se pueden eliminar o modificar, o “ver si es posible introducir otros impuestos que permitan recaudar recursos para el largo plazo”.

En ese sentido, y consultado si el impuesto a los “súper ricos” sería una opción, Lagos sostuvo que “un impuesto al patrimonio no resuelve el problema de fondo del financiamiento, es un componente más, con suerte. Se puede aprobar o no, pero eso no va a resolver el problema de fondo”.

“Espero poder conversar con el ministro de Hacienda. El proyecto se da cuenta hoy día en la Sala, vamos a empezar a trabajarlo seguramente hoy día en la tarde o pasado. Espero que el Gobierno llegue con disposición a abrirse en esto. El tirón de oreja que le puso el CFA fue bastante fuerte”, concluyó.

/psg