Expertos advierten que pese a las altas recaudaciones por el alza del precio del cobre, los mayores gastos fiscales deben ser con prudencia y no comprometer gastos permanentes con recursos transitorios.

Pese a que el metal rojo se mantiene sobre los 4 dólares por libra hace varias semanas, los últimos siete días terminó con una corrección a la baja por sobre el 1%.

En el Gobierno apuestan a un ciclo positivo para financiar, por ejemplo, parte de los nuevos paquetes de ayuda económica.

De acuerdo al Ministerio de Hacienda, la inyección de 6 mil millones de dólares al Fondo de Emergencia Covid recién anunciada se financiará, justamente, con los ingresos por el mayor precio del cobre.

Tomás Flores, economista senior de Libertad y Desarrollo, aconsejó que la proyección de gastos en base a la recaudación minera sea prudente, sin comprometer gastos permanentes.

Por su parte, Eugenio Rivera, director del área económica de la fundación Chile 21, fue crítico con la política fiscal del Ejecutivo.

En contraparte, hay quienes piden un mayor esfuerzo fiscal, pero por la vía del endeudamiento.

Así lo planteó Javiera Petersen, directora ejecutiva del Observatorio de Políticas Económicas, recalcando que la deuda relativa del Fisco sigue siendo favorable.

Pese a concordar en que existe un riesgo de volatilidad, el consenso de los especialistas también apunta a una racha alcista en el precio de los commodities, incluyendo la evolución del cobre.

/psg