Alrededor de las 4:20 p.m. de este 10 de mayo los representantes del Comité Nacional de Paro salieron de la Casa de Nariño después de haberse reunido con el presidente Iván Duque. Aunque las esperanzas estaban puestas en que durante este espacio se llegara a un acuerdo, los líderes sindicales aseguraron que no hubo “empatía del gobierno” respecto a las razones de la protesta y las víctimas de abusos policiales durante la movilización.

Durante el encuentro, por parte del gobierno participaron el presidente Duque, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y el alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos. Por parte del Comité del Paro se sabe que estuvieron representantes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación Nacional del Trabajo (CGT) y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode). Además, hicieron presencia el representante de Colombia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Carlos Ruiz, y monseñor Héctor Fabio Henao, delegado de la Iglesia Católica.

Este grupo sostuvo una reunión por más de tres horas, y aunque aseguraron que hay puntos en común entre los sectores, al final pesaron más las diferencias que impidieron llegar a un acuerdo. El Comité instó a las autoridades a que “pare la violencia contra las personas que están haciendo legítimo ejercicio del derecho a la protesta”, mientras que el Gobierno ha insistido en que finalicen los bloqueos que afectan a diversas ciudades colombianas desde el inicio de las marchas.

Desde hace varios días el comité publicó el pliego de solicitudes que le haría al Gobierno nacional, y varios de estos puntos fueron discutidos este lunes. Fuentes oficiales aseguran que se habló de retirar el proyecto de ley de salud, impulsar la vacunación masiva y la renta básica de al menos un salario mínimo legal mensual.

Así mismo, se habló de la defensa de la producción nacional, mantener los subsidios sociales para estudiantes y empresarios y detener la erradicación de cultivos ilícitos forzada y la aspersión con glifosato.

Ante el pliego de peticiones, el Gobierno aseguró que más que negociar, quiere llegar a un acuerdo con los líderes del paro.

“Sabemos que hay diferencia en la terminología. Algunos miembros del Comité hablan de negociación y queremos ir más allá. Queremos un acuerdo. No se negocia por negociar, se hace para lograr algo. Así lo dijo esta mañana el Presidente de la República y yo lo reitero ante el país: la voluntad clara, expresa, del Presidente, es crear un espacio para llegar a acuerdos”, subrayó el alto comisionado Ceballos.

El Gobierno insistió en que para poder seguir dialogando se debe detener el paro para así permitir el “abastecimiento de las ciudades y correcta implementación del Plan Nacional de Vacunación. Con esto en mente, el presidente le propuso al comité crear una mesa técnica de diálogo, que cuente con acompañamiento de la ONU y la Iglesia católica en calidad de garantes.

Ya que no se pudo llegar a un acuerdo, al salir de la reunión el comité convocó a una nueva movilización el 12 de mayo. Ante este hecho, el alto comisionado Ceballos le pidió al grupo considerar la opción de la mesa técnica de diálogo, argumentando que, por razones de la pandemia y de orden público, esta no da espera.

“Así nosotros lleguemos a acuerdos, la pandemia no admite negociaciones ni espacios de deliberación. Por eso, es importante que los miembros del Comité del Paro sean abiertos a la posibilidad de seguir adelante con el acompañamiento y facilitación de dos de las instancias con mayor credibilidad en el mundo: la Iglesia católica y las Naciones Unidas”, concluyó.

Hay que mencionar que horas después de que finalizó el encuentro se supo que los líderes sindicales y estudiantiles no aceptaron la propuesta para volver a reunirse en una mesa técnica de diálogo de forma inmediata. Pidieron que se den las “garantías plenas para el ejercicio de la protesta pacífica tal cual como lo contempla la Constitución Política”.

/gap