Wall Street cierra con signo mixto y el S&P 500 marcando nuevos máximos históricos después de abrir la jornada con leves caídas. El Dow Jones finalizó la sesión del miércoles en positivo y consiguió marcar un nuevo máximo histórico intradía. Por su parte, el Nasdaq se vio frenado nuevamente por la subida en los rendimientos de la deuda pública americana. La rentabilidad (TIR) del bono a 10 años marcó máximos desde mayo en el 1,67%, aunque ahora cotiza en el 1,65%.

En el capítulo de resultados, Tesla ha acabado subiendo después de publicar sus cuentas y marcando nuevos máximos en precios de cierre. El fabricante de coches eléctricos presentó este miércoles ventas y beneficios récord en el tercer trimestre.

La otra cara de la moneda ha sido IBM. El gigante tecnológico decepcionó al mercado con sus ingresos trimestrales y ha sufrido un duro castigo en el parqué.

Este jueves, presentará sus cifras Intel, aunque tras el cierre de mercado, con el foco de los inversores en la escasez de semiconductores, que está distorsionando la producción de muchos sectores, como el del automóvil.

A nivel económico, el Libro Beige de la Reserva Federal, que recoge la evolución de la economía en EEUU, constató un crecimiento “entre modesto y moderado”, culpando a “la falta de trabajadores”, la crisis de la cadena de suministro y la incertidumbre de la variante Delta del virus, entre otros.

Durante la jornada, se han publicado los datos de paro semanal, que ha caído hasta nuevos mínimos pandémicos indicando que la recuperación del mercado laboral estadounidense va por buen camino.

Además, el caso Powell ha salpicado a la Fed, que ha acabado por limitar las operaciones de compra y venta de sus funcionarios en bolsa tras la reciente dimisión de dos de ellos.

/psg