“Insulto presidencial”, escribía Álvaro Pezoa el martes pasado al cuestionar una decisión que ve como “un pésimo augurio para 2023”, mientras que Javier Sajuria cuestionaba la reacción de la oposición frente a la medida, porque según él, más allá de la indignación por los indultos -“una reacción legítima y justificada”-, ésta no es motivo para que la oposición se retire de los acuerdos de seguridad.

“Es una impostura”, según Sajuria, porque si bien “los desafíos en seguridad que enfrenta el país no tienen que ver con los disturbios de 2019 y 2020”, la oposición ocupó “una decisión políticamente cuestionable para darse un gusto”, y sin contribuir al problema de fondo.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera por Juan Paulo Iglesias

./gap