Este es el discurso pronunciado por el diputado Ignacio Urrutia el miércoles de esta semana que está terminando, cuando se votó en la cámara aprobar la reforma a la constitución política del estado

 

/gap