El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, se refirió esta mañana a la acusación constitucional presentada ayer en la Cámara de Diputados en la que se le acusa de haber restringido los derechos básicos de reunión y expresión y se le juzga por la estrategia de copamiento de Carabineros.

“Llevo más de 30 años en el sector público y me parecería muy injusto ser destituido por una cosa que es absolutamente irresponsable e injusta”, dijo y agregó que “no tengo nada de que arrepentirme en este tema”.

En la acusación, se le imputa a Guevara haber vulnerado el derecho de reunión, la libertad de expresión y el principio de legalidad. Al respecto, la autoridad regional afirmó que “es ridículo”. “Cuando he autorizado todas y cada una de las marchas, los espectáculos deportivos, no he restringido ninguna actividad que ha solicitado permiso, es ridículo”, sostuvo.

“¿Quién no ha podido reunirse en la Plaza Italia? Ahora si le molesta reunirse al lado de Carabineros eso es un problema personal, pero de reunirse yo he visto que se han reunido todos los días en la Plaza Italia”, increpó.

Respecto a la estrategia de copamiento de Carabineros, el ex alcalde de Lo Barnechea afirmó que “es un mito” que él haya dado esa orden. “¿Quién puede pensar que el intendente o el ministro o alguien del Gobierno tiene esa facultad? No hay ninguna ley que permita eso”, dijo.

“Yo lo que hice fue informar lo que iba a ocurrir, pero la decisión táctica, operativa de lo que se hace en el territorio es de la policía, eso está en la ley”, detalló.

Asimismo, Guevara afirmó que gracias a esta estrategia “el comercio volvió a abrir después de 60 días” y que “de los siete días a la semana hay seis que ese sector de la ciudad funciona con normalidad”.

Acerca de la acusación, agregó también que no lo toma como algo personal. “Esto no tiene que ver conmigo”, sostuvo y agregó que “tiene que ver con el estado de derecho, con gente que se opone a que esté Carabineros en la calle, que está en contra de un Gobierno que fue elegido democráticamente”.

El intendente también abordó su seguridad personal y aseguró que “siempre hay dificultades, creo que es parte del cargo no pasarlo muy bien en la parte interna”.

“Sí tengo amenazas, (…) hice las denuncias correspondientes de las amenazas de muerte”, detalló. Asimismo Guevara afirmó que las ha recibido por diferentes medios y que lo puso en conocimiento de las policías y también del Ministerio Público.

Finalmente acerca del futuro de la acusación dijo que tiene fe y que “espero que dando los argumentos correspondientes los parlamentarios van a votar en conciencia”.

“Estamos hablando de un libelo que no tiene un peso, es bastante simplón desde el punto de vista jurídico, espero desmentirlo con los hechos, no tienen cómo demostrar que yo he estado en contra del derecho de reunión, de expresión. Nada más lejos de eso”, concluyó.

/psg