La ministra del Interior, Izkia Siches, informó esta tarde -luego del comité político ampliado- que el gobierno decidió extender por 15 días más el estado de emergencia “acotado” en la región de La Araucanía y la provincia de Arauco y Biobío.

Desde el asesinato del trabajador mapuche Segundo Catril, ten una emboscada cuando se transportaba a su trabajo, personeros de oposición, pero también del Socialismo Democrático, comenzaron a presionar al Gobierno para que ampliara la medida, más allá de las rutas.

Una voz del oficialismo que se ha mantenido crítica con la idea es la de la diputada mapuche Emilia Nuyado (PS), quien reiteró su malestar con la decisión tomada por el Gobierno. “No quiero el día de mañana, cargar en esta historia parlamentaria, elegida mayoritariamente por familias mapuche, con esa decisión. Cuando nos corresponda votar, voy a votar en contra”, dijo añadiendo que “voy a seguir insistiendo en que se debe establecer el dialogo para generar el entendimiento”.

Su negativa se basa en una demora en la instalación del plan que pretende aplicar el gobierno, en base al programa de Gabriel Boric, en la zona de conflicto. “Se ha anunciado dialogo, se ha anunciado presupuesto, pero lo que más se ha visibilizado justamente han sido los recursos para la militarización”, dijo.

En tanto, su par del oficialismo, Luis Cuello (PC), matizó el parecer de Nuyado y señaló que le parece una decisión “prudente” la de Ejecutivo y alabó que se mantengan los términos del primer decreto. “Pero creo que lo fundamental acá tiene que ver con abrir y construir un espacio de dialogo con todos aquellos que quieren conversar justamente para resolver, dar solución a este conflicto que se extiende en el tiempo entre el estado de chile, el pueblo mapuche y sin duda las forestales”, dijo el diputado.

Sobre si aprobaría una extensión –que en 15 días más tendría que ser visada por el Congreso-, el parlamentario mencionó que “yo creo que hay que estar evaluando, queda todavía tiempo para que el congreso se pronuncie. Vamos a debatirlo nosotros como bancada y ahí tomaremos una decisión”.

Por otra parte el diputado por La Araucanía, Miguel Mellado (RN), criticó la determinación de establecer el estado “acotado” que solo resguarda las principales rutas y caminos de la zona. “Lamento que el gobierno, y en especial la ministra del Interior, siga dando aspirinas a la región de La Araucanía. Necesitamos que el estado efectivamente llegue al estado donde están los terroristas”.

Mellado reveló que pasó por la Ruta 5 Sur este sábado “entre 12 y 1 de la tarde, entre Victoria y Collipulli. No había militares, había una patrulla de carabineros. El estado de excepción es tan acotado que es de lunes a viernes en horario de oficina”. Debido a estos antecedentes, y lo ocurrido con Segundo Catril, Mellado anunció que “personalmente” apoyará “la acusación constitucional de la ministra Siches”, libelo que presentará la bancada republicana entre hoy y mañana.

Desde la UDI también tuvieron palabras críticas. El diputado Sergio Bobadilla, de la región del Biobío, mencionó que “lamentablemente el Gobierno no entiende, o no quiere entender, la real magnitud de lo que ocurre en la Macrozona Sur, donde grupos de narcoterroristas se han apoderado de algunos territorios y es imposible acceder a ellos”.

“Lo que ocurrirá en definitiva es un total descontrol en las provincias de Arauco y Biobío, como así también en La Araucanía, cuando lo que debe hacer el Ejecutivo es reestablecer el estado de derecho con todas las herramientas que le otorga la Constitución y la ley. Pero mientras siga adoptando medidas a medias, la ciudadanía seguirá viviendo con temor y se continuará atacando casas, maquinaria y espero que no volvamos a lamentar la pérdida de vidas humanas”, remató Bobadilla.

/gap