Durante la tarde de este lunes, el Instituto de Salud Pública (ISP) descartó la existencia de una “variante chilena” de covid-19 en el mundo, luego de que el Gobierno de Israel informara haber registrado el primer caso de un paciente infectado con lo que describió como una cepa originada en Chile.

De acuerdo al Ministerio de Salud israelí, el portador corresponde a una persona vacunada, que regresó hace poco al país de un viaje al extranjero.

“Nosotros revisamos la base de datos de Gisaid, donde se denomina a las variantes según el país de origen y en este caso no aparece ninguna variante denominada chilena”, sostuvo al respecto el director (s) del ISP, Heriberto García.

Añadió que “descartamos que exista una variante chilena en este momento en el mundo”.

En ese sentido, el jefe del ISP explicó que “lo que puede haber ocurrido es que en Israel hicieron una revisión de un viajero, que pasó por Chile, y que tiene una variante distinta a las ya detectadas en el país y que tampoco es de las variantes de preocupación o interés, que son alrededor de 10 en todo el mundo”.

Asimismo, enfatizó en que para que una variante o cepa del SARS-CoV-2 sea denominada como chilena, esta “debe -además de ser una variante que se dé en Chile-, ser una variante que empiece a contagiar en otros países y que se vea en varios de ellos”.

“Si no se da eso, es muy difícil que Gisaid denomine variante chilena a una variante que circunstancialmente apareció en el país”, culminó la autoridad.

/psg