La familia de Zalo Reyes confirmó este domingo la muerte del cantante, ampliamente conocido como el “gorrión de Conchalí”.

Su deceso ocurrió tras varios días en mal estado de salud a causa de la diabetes que sufrió por largos años, que lo llevaron a estar internado.

“Acompañado de nosotros y de todas sus oraciones con tanta buena energía. Lo hizo en el sueño y sin sufrir. Solo nos queda agradecer tanto cariño y admiración durante estos 40 años de éxitos”, escribió su hijo en la cuenta de Instagram del cantante.

Zalo Reyes murió a los 69 años.

Original de biobiochile.cl

/psg