Tal como ocurrió en otras partes del país y del mundo, las muertes por sobredosis aumentaron de manera muy considerable en el estado de Nueva York durante los tiempos más severos del COVID 19, tal como indica de manera oficial el reporte del controlador estatal publicado este miércoles.

El análisis indica que entre 2019 y 2021 las muertes por sobredosis aumentaron un 68 por ciento en el estado. El otro hecho relevante es que en 2021 se registró un pico de muertes de este tipo llegando a los 5800 fallecimientos por sobredosis, superando por 1700 muertes el pico anterior que se había dado en 2017.

“Demasiados neoyorquinos han muerto por el abuso de drogas. El alza en los números es alarmante. Son tragedias que impactan a las familias y dejan consecuencias tremendas para nuestras comunidades”, indicaba en un comunicado enviado a la prensa Thomas DiNapoli, controlador del estado.

El informe además destaca que la diferencia con años anteriores fue que las muertes por el abuso de opioides se dispararon. En el 2021, 25 neoyorquinos cada 100 mil habitantes murieron por una sobredosis con opioides. En 2010 la cifra era de 5 cada 100 mil habitantes.

El número de sobredosis también fue diferente dependiendo de la raza y el grupo étnico. Durante la pandemia, la comunidad afro-americana vio cinco veces más muertes por COVID 19 que otras comunidades. Para los latinos, las muertes fueron cuatro veces superiores. Pero cuando se trata de muertes por sobredosis, fueron los blancos estadounidenses los que más fallecieron, triplicando las cifras a comparación de años anteriores.

“Estos datos demuestran que nuestra batalla contra el abuso de drogas dista mucho de haber terminado. Los líderes estatales deben asegurar que haya los suficientes recursos y estrategias, asegurando que haya suficiente dinero para arreglos y formas efectivas para combatir esta epidemia de drogas”, continuaba el comunicado de DiNapoli.

Los datos de Nueva York se condicen con los reportes a nivel nacional. Según confirman desde los Centros para el Control de Enfermedades, el año pasado más de 100 mil estadounidenses murieron por sobredosis de drogas. Se trata de un aumento del 29 por ciento con respecto a las cifras previas a la pandemia y equivale a una persona falleciendo de este modo cada cinco minutos.

A nivel nacional, se repite lo que ocurre en Nueva York. La mayor parte de estas muertes por sobredosis se debe al consumo de opioides como el fentanilo.

/psg