Tras el rechazo al proyecto minero Dominga, que iba a emplazarse en la comuna de La Higuera, región de Coquimbo, y el anuncio de Gobierno de apoyar con $600 mil millones a la zona, el alcalde Yerko Galleguillos aseguró que es “una vendida de humo”.

En conversación con “Palabra que es Noticia”, de Radio Futuro, señaló que el fallo del comité de ministro fue “una crónica de una muerte anunciada. Lo anunció el Presente durante su campaña. Sigo creyendo que es una decisión política más que técnica. Será la justicia quien deba manifestarse y decidirlo”.

Pese a lo anterior, aseguró que el rol del municipio de La Higera es ponerse en ambos escenarios: con o sin Dominga. Aunque “con Dominga iba a existir un mayor aporte en un territorio donde los recursos funcionan al 50%. Este proyecto significaba tener una mejor calidad de vida”.

Considerando que el archipiélago de Humboldt es la única área protegida, ampliar esta condición a otro espacio del territorio “coloca restricciones a quienes son pescadores e inclusive a quienes realizan turismo. Cuando se hace avistamiento a delfines en Punta de Choros, es un hostigamiento. Al ser una zona de protección ya no se podrá visitar esos espacios. Las cuotas de pescadores se verán afectadas y desde el mismo turismo con la protección de este espacio”.

/