El cantante canadiense Justin Bieber ha vendido los derechos de su catálogo musical a Hipgnosis por 200 millones de dólares, siguiendo así el camino de artistas como Bob Dylan Bruce Springsteen, según ha informado la empresa y una fuente cercana al caso.

“Hipgnosis ha adquirido todas las participaciones de Justin Bieber en sus derechos editoriales (incluida la parte del autor correspondiente a la interpretación), grabaciones maestras y derechos conexos de todo su catálogo”, ha declarado Hipgnosis, la sociedad de gestión de derechos musicales que ya posee los de los Red Hot Chili Peppers.

El acuerdo es el último de una larga lista de compras de derechos de autor o derechos de publicación de catálogos de artistas, que se han convertido en activos valiosos, especialmente con la revolución del streaming.

La compra formaba parte de la asociación de Hipgnosis con la firma de gestión financiera Blackstone, que anunció a finales de 2021 una inversión de 1.000 millones de dólares para seguir comprando música.

A sus 28 años, “Justin Bieber es uno de los artistas musicales más vendidos de todos los tiempos”, presume Hipgnosis.

El año pasado, Bieber canceló varios conciertos de su gira Justice World Tour” debido a sus problemas de salud relacionados con el Síndrome de Ramsay Hunt, que paraliza parte de su rostro.

Bieber saltó a la fama a los 13 años tras el éxito de su canción “Baby”. La estrella del pop reveló en junio que le habían diagnosticado el Síndrome de Ramsay Hunt, que le dejó paralizada la mitad de la cara y le obligó a cancelar sus actuaciones.

El también cantante Justin Timberlake vendió en mayo los derechos de sus canciones, entre ellas éxitos como “Cry Me A River” y “Rock Your Body”, a Hipgnosis Song Management.

Blackstone e Hipgnosis Song Management Ltd anunciaron en octubre una asociación para invertir unos 1.000 millones de dólares en la adquisición de derechos musicales y la gestión de catálogos.

/Gap