Al alza cerró sus operaciones más líquidas este viernes el dólar en el mercado cambiario local, en su última sesión de 2022. Un año que pasará a la historia del billete verde por un extrema -e inédita- volatilidad que rompió varios récords y que incluso llevó a una intervención del Banco Central a inicios del segundo semestre para intentar controlar la situación.

Es que fue tal la frenética escalada que vivió el billete verde este año, dado factores como la alta incertidumbre política y económica que se vivió producto del proceso constituyente y los temores de recesión a escala mundial, que la divisa llegó a superar por primera vez la barrera de los $1.000, marcando su peak el 14 de julio cuando cotizó en $1.046, nivel del que bajó luego de que la entidad presidida por Rosanna Costa tomara cartas en el asunto.

Con todo, y pese a que marcó nuevos roces con los mil pesos durante algunas sesiones, terminó el año en un nivel similar al que culminó en 2021. Este viernes, registró un alza de $3,1 -pese a que cotizó a la baja durante casi toda la jornada-, quedando en puntas de $858,70 vendedor y $858,40 comprador, $11 por sobre lo anotado el 30 de diciembre del año pasado.

Sebastián Espinosa, analista senior de mercados de XTB Latam, comentó que la de este viernes fue “una jornada tranquila”, dado que “en el último día de negociación que siempre se caracteriza por un menor movimiento”.

Ya pensando en 2023, Espinosa señaló que “el mercado está expectante a los datos de empleo la próxima semana en Estados Unidos, dato a los que los inversionistas esperan de cara a la siguiente reunión de política monetaria de la Reserva Federal”.

A su vez, Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, sostuvo que el dólar mostró “un interesante repunte desde los mínimos del día, tras cotizar momentáneamente por debajo de los $850”.

“De todas maneras, el billete verde ha estado con una presión bajista en las últimas jornadas, después del anuncio del Banco Central de Chile de extender la renovación de operaciones forward de venta de dólares, mientras que la moneda norteamericana ha mostrado debilidad a nivel internacional, donde se espera que pronto finalice el proceso de alzas de tasas en EEUU.”, añadió.

Por último, indicó que “durante la próxima semana debemos estar muy atentos a las minutas de la última reunión de la Fed, que podría dar más pistas sobre los movimientos de tasas de interés, sumado a datos de Imacec e IPC en Chile que podrían generar volatilidad en el tipo de cambio”.

/psg