En medio de la intensa campaña de vacunación mundial contra el coronavirus, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que los contagios globales de COVID-19 se han reducido desde cinco millones la primera semana de enero de 2021 a 2,6 millones los últimos siete días.

“Esto demuestra que las medidas de salud pública básicas funcionan, incluso ante la presencia de nuevas variantes” del coronavirus, afirmó Tedros en una conferencia de prensa.

El director general de la OMS destacó que durante la semana pasada se registró la cifra más baja de nuevos casos desde octubre, antes de que comenzara la “tercera ola” en América y Europa.

“Lo importante ahora es ver cómo respondemos a la actual tendencia porque el incendio no está apagado del todo, simplemente hemos reducido su tamaño y si dejamos de luchar contra él podría volver a aumentar”, advirtió.

“Cada día en el que hay una reducción de infecciones significa que se salvan vidas, se evita sufrimiento y se reduce un poco más la presión en los sistemas sanitarios”, agregó la máxima autoridad de la OMS.

Distribución de vacunas

A través de un comunicado conjunto con el director de la OMS, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, expresó su preocupación por la distribución de vacunas en el mundo.

“De los 128 millones de dosis de vacunas administradas hasta la fecha, más de tres cuartas partes se han aplicado en tan solo 10 países, que representan el 60% del PIB mundial. Casi 130 países, con 2.500 millones de habitantes, todavía no han administrado ni una sola dosis”, expresaron.

“Esta estrategia contraproducente tendrá costos en vidas y medios de subsistencias, dará al virus nuevas oportunidades para mutar, evadir las vacunas y socavará la recuperación económica mundial”, advirtieron las autoridades.

Ante este desigual panorama, la UNICEF y la OMS hicieron un llamado para que se los países utilicen una estrategia que pueda efectivamente poner fin a la pandemia y poner freno a la propagación de las variantes.

“Necesitamos liderazgo mundial para expandir la producción de vacunas y lograr la equidad vacunal. El COVID-19 ha demostrado que nuestros destinos están inextricablemente unidos. Ya sea una victoria o una derrota, será de todos”, concluyeron.

/psg