En abril pasado, cuando ya había bastante evidencia que la inmunidad de CoronaVac, la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinovac Biotech estaba reduciendo su efectividad, varios especialistas plantearon la necesidad de una dosis de refuerzo.

“La idea de la aplicación de una tercera dosis para las vacuna contra Covid-19 ha sido planteada ya desde hace algún tiempo por algunos investigadores”, explicó el pasado 12 de abril en un artículo a Qué Pasa, Alexis Kalergis, académico de la Universidad Católica y director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia, Alexis Kalergis y director del ensayo clínico con la vacuna de Sinovac que se realiza en el país.

Según el investigador, primero, para promover respuestas inmunes más robustas en individuos que responden débilmente a la vacunación; segundo, prolongar la inmunidad contra este virus en el tiempo, incrementando la intensidad de la respuesta inmune generada contra Sars-CoV-2 luego de la vacunación con dos dosis; y en tercer lugar, complementar o intensificar la protección conferida por las dosis anteriores para neutralizar posibles nuevas variantes del virus que están circulando mundialmente.

Con toda la evidencia científica disponible, finalmente el 29 de julio, el Ministerio de Salud decidió la aplicación de esta tercera dosis. Y la evidencia científica parece estar corroborando la efectividad de esta dosis de refuerzo.

Un estudio, realizado en China, que aún falta ser revisado por pares, mostró según la agencia Reuters, que una dosis de refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 de Sinovac Biotech (SVA.O) revirtió la disminución de las actividades de los anticuerpos contra la variante Delta, lo que alivia algunas preocupaciones sobre su respuesta inmunitaria a largo plazo a la cepa altamente contagiosa también conocida como B.1.617.2.

Según los resultados del estudio, no se detectaron actividades de anticuerpos neutralizantes contra Delta en las muestras tomadas a los receptores de la vacuna seis meses después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna CoronaVac.

Sin embargo, las personas inoculadas con las dosis de refuerzo mostraron una potencia neutralizadora más de 2,5 veces superior contra la variante Delta unas cuatro semanas después de la tercera dosis, en comparación con el nivel observado unas cuatro semanas después de la segunda inyección, señalaron en el documento los investigadores de la Academia China de Ciencias, la Universidad de Fudan (China), Sinovac y otras instituciones chinas.

Otra investigación, publicada el 10 de agosto, también mostró resultados de estudios clínicos sobre la inmunogenicidad, seguridad y respuesta inmune de la vacuna Sinovac en esquemas de dos y tres dosis, concluyendo que “una tercera dosis de refuerzo de CoronaVac induce una fuerte respuesta inmunitaria en adultos sanos sin reacciones adversas graves relacionadas con la vacuna”.

De acuerdo a este estudio, la tercera dosis de vacuna aumentó significativamente los niveles de anticuerpos neutralizantes en adultos y ancianos.

Según la investigación, “los hallazgos indican que una tercera dosis de CoronaVac es bien tolerada en la población anciana”. Además, “no se informaron reacciones adversas graves relacionadas con la vacuna”.

El Dr. Javier Tinoco, infectólogo de Clínica Universidad de los Andes, sobre la desconfianza que ha producido en algunos casos la vacuna de Sinovac enfatiza que “justamente CoronaVac se ha visto altamente efectiva para evitar cuadros graves de Covid-19 (hospitalización, ingreso a UCI y letalidad) y algo menor para prevenir Covid-19 sintomático”.

Dosis de refuerzo

A pesar de que en Chile se está inoculando por tercera vez con Pfizer o AstraZeneca, independiente de que la primera dosis en su gran mayoría de la población fue con Sinovac, Tinoco señala que hay que entender que la disminución de anticuerpos en el tiempo no está asociada sólo a un tipo de vacuna (como se especula en el caso de CoronaVac).

Además, esta disminución, ocurre independiente de la aparición de nuevas variantes. Pero estas variantes, “al ser diferentes al virus original, para el cual la vacuna fue desarrollada, puede condicionar su efectividad. Esto en teoría, porque en el caso de Covid-19, las vacunas en general, han mostrado mantener buena eficacia”, agrega el especialista.

Los resultados de los artículos publicados por el sitio web de Sinovac, señalan que los datos científicos que han proporcionado las últimas investigaciones sumadas a toda la información existente “ayudan a los formuladores de políticas a desarrollar estrategias para el lanzamiento de vacunas y el momento de las dosis de refuerzo”.

Sobre la consulta de si recomendaría inocular con una tercera dosis de la misma vacuna (en este caso Sinovac) o vacuna intercambiada, el infectólogo de Clínica Universidad de los Andes dice que “ya sea con la misma vacuna (CoronaVac) o vacuna intercambiada, es recomendable vacunarse con dosis de refuerzo, para mantener una buena respuesta inmunitaria frente a una infección por SARS-CoV-2”.

La Organización Mundial de la Salud tiene previsto enviar unos 100 millones de dosis de las vacunas Sinovac a finales de este mes, principalmente a África y Asia, en su primera entrega de vacunas chinas.

Y a pesar de que algunos países rechazaron aceptar las vacunas, alegando la falta de datos sobre su eficacia contra Delta, según la empresa, hasta fines de agosto se han suministrado alrededor de 1.800 millones de dosis de la vacuna CoronaVac en todo el mundo, incluida China.

Por ahora, el laboratorio Sinovac trabaja en el desarrollo de una nueva vacuna contra la variante Delta que está lista para ser producida a gran escala.

/psg