El tipo de pasto elegido representa el top de línea de estos productos a nivel mundial e incorporará un elemento denominado Shock Pad que es una especie de almohadilla que se instala bajo el césped y que amortigua el balón, replicando de manera exacta lo que ocurre en una cancha tradicional.

Construir una cancha sintética de altos estándares y con los elementos más modernos y sustentables que hoy existen en el mercado es un desafío que pretende, como principal objetivo, generar un sistema que entregue, a los deportistas, sensaciones muy similares al césped natural y se transforme en un espacio seguro para la práctica deportiva. En eso consiste asumir la responsabilidad de dotar al nuevo estadio de Universidad Católica de la cancha más moderna de Sudamérica y acá te detallamos cuáles serán sus principales características.

“Una superficie como la que tendrá el futuro estadio de Universidad Católica es parte de un sistema y en FieldTurf no nos encargamos sólo de elaborar pasto sintético. Nuestros equipos hacen que el sistema se diseñe de tal manera que sea ideal para la protección de los deportistas. El sistema se conforma, además de la grama sintética, por un Shock Pad, el tipo de relleno, un estabilizador y el relleno superior que se conoce como relleno de performance o de desempeño”, explica la gerenta comercial para Latinoamérica de FieldTurf, Angélica Holguín.

De esta manera el pasto elegido para el nuevo estadio de La Franja es el Vertex CORE de FieldTurf que está compuesto por dos tipos de fibra (monofilamento+fibrilado). El monofilamento es la fibra CORE de doble polímero. El polímero del núcleo es de mayor resiliencia para mejorar la resistencia y durabilidad y el polímero exterior es más suave y garantiza una mayor comodidad e interacción entre el jugador y la superficie. El césped tendrá una altura de 42 mm en su totalidad, con 19 milímetros libres y visibles en el gramado, además de 13 puntadas/10 centímetros que otorgan la correcta cobertura de este elemento en toda la superficie.

Otro de los aspectos que llama la atención es el relleno. Para la opción que tendrá la nueva cancha del estadio de Universidad Católica se optó por un relleno natural y orgánico. Nunca fue opción rellenar con caucho y la decisión final, además de la arena de sílice necesaria para este objetivo, fue la de utilizar corcho como elemento que aporte a la sostenibilidad. El elemento elegido es corcho Purefill, ciento por ciento orgánico, no tóxico, reciclable, que además aportará a la absorción de impactos y de la temperatura.

El Shock Pad como elemento diferenciador

La tecnología busca emular cada vez mejor las sensaciones de una cancha de gramado natural en una de superficie sintética. De esta manera, justo bajo el pasto elegido, se instalará una suerte de almohadilla denominada Shock Pad que tendrá 10 milímetros de espesor y cuya principal función es darle amortiguación al balón, replicando de la manera más exacta posible lo que ocurre en una cancha tradicional.

Gracias al Shock Pad la sensación de juego mejora en opinión de los propios deportistas y la vuelve una superficie más blanda. Todos estos aspectos contribuirán a contar con nuestra nueva cancha todos los días del año, recibiendo partidos de las competencias locales e internacionales, con uso permanente de todos nuestros planteles, incluso en jornadas dobles tal como hoy usan, con plena satisfacción, importantes equipos de la competencia brasileña.

/EMG