El chileno Nicolás Jarry, número 23 del mundo, se despidió del Masters de Miami en los cuartos de final, tras ser superado por el ruso Daniil Medvedev (n.4).

La ‘Torre de Santiago’ saltó al estadio central del complejo estadounidense sabiendo que no era el favorito, pero con la convicción de que podía hacer daño y, por qué no, lograr un batacazo.

Y es que la semana de Jarry en Miami había sido casi perfecta. Sin embargo, se encontró al frente con un ‘peso pesado’ que no dio opciones de rompimiento.