Imagen

Imagen

Jorge Almirón planteó este partido repitiendo la fórmula que le dio buenos resultados ante Universidad Católica y Audax Italiano por el campeonato nacional: un medio campo muy poblado, con jugadores de buenpie y dejando en punta a Damián Pizarro.

El esquema funciona cuando los volantes se desdoblan para acompañar en ataque, pero no es fácil hacerlo cuando Bolados y Palacios tienen la obligación de correr toda la banda para auxiliar a los laterales Saldivia (central por derecha) y Wiemberg.

De esta forma, Colo Colo controló el partido en el primer cuarto de hora, pero poco a poco Alianza se fue apoderando de la pelota y cargando el juego hacia el sector derecho de la defensa chilena, llegando con cierta facilidad hasta zonas de peligro

La incidencia de mayor peligro se produjo en el minuto 20´: una buena pared dejó solo al argentino Barcos frente a Brayan Cortés. El delantero definió bien con un toque al segundo palo, pero cuando celebraba el gol vio la banderola en alto del línea que corre por el sector derecho.

El VAR ratificó el off side y se anuló lo que habría sido la apertura de la cuenta para el conjunto peruano.

Siguió llegan más el equipo peruano, pero sin hacer daño. Ni hablar de Colo Colo que no inquietó nunca a Campos.

Todo pintaba para el cero a cero, puesto que el primer tiempo ya llegaba a su fin.

Sin embargo, en el minuto 44´ un pelotazo largo a espaldas de Wiemberg obligó a la salida apresurada de Cortés. De todas maneras, la jugada parecía controlada porque la pelota le llegó cómodamente a Esteban Pavez.

Y ahí se produjo la horrorosa equivocación del capitán de Colo Colo: quiso habilitar a Saldivia pasando por sobre la cabeza de Barcos. Pero, calculó muy mal y el argentino vio que la pelota le llegaba a su cabeza y ni lerdo ni perezoso aprovecho el regalo, metiendo el testazo para anidar el balón en la red.

No hubo nada más en lo que quedaba del primer tiempo. Y este resultado en contra, obviamente obligaba a Almirón a cambiar de esquema para la segunda etapa.

Imagen

De hecho, volvió con los mismos jugadores para enfrentar la segunda etapa, pero se supone que ahora Bolados y Palacios van a asumir mayores funciones ofensivas que las que cumplieron en la primera parte

Comenzando la segunda etapa, por fin Bolados metió un desborde por la derecha y su centro fue empalmado de derecha por Gil, mandando la pelota por sobre el travesaño.

Y cuando Colo Colo estaba buscando el empate, adelantándose en la cancha y Almirón decidía mandar a la cancha a Opazo y Zavala, llegó la otra jugada clave: un planchazo de Damián Pizarro, consulta al VAR y tarjeta roja.

Y como las desgracias nunca llegan solas, casi de inmediato llegó el segundo gol de Hernán Barcos, culminando con un remate cruzado una jugada iniciada por el sector derecho.

Afortunadamente, el VAR indicó una posición adelantada milimétrica en el inicio de la jugada.

Por su parte, Zavala respondió plenamente a su ingreso, ya que de un centro suyo salió el espectacular cabezazo de Arturo Vidal para empatar el partido.

Lo malo es que poco después El King se fue expulsado por doble amarilla. Sanción bastante discutible porque si bien claramente la pelota le rebotó en el brazo, el jugador de Colo Colo no tuvo ninguna intención de cometer la falta.

Así Colo Colo, con nueve jugadores terminó sosteniendo el empate que lo deja con sus posibilidades intactas de clasificar a la siguiente ronda.

El problema es que esa clasificación deberá ir a pelearla con Cerro Porteño en Asunción del ParaguayImagen

/José Pablo Verdugo. Fotos: twitter Alianza Lima y Colo Colo. Videos Barsky Sport