En los años 90, Gwyneth Paltrow se había ganado al mundo y a la Academia de las Artes Escénicas gracias a su trabajo en Shakespeare Enamorado, que le otorgó su primer y (hasta el momento) único Oscar en su carrera. Previamente, su participación en el thriller Seven también le dio una gran popularidad, y producciones como Amor Ciego, Austin Powers, Iron Man y Avengers, confirmaron su lugar dentro del cine Hollywoodense.

Sin embargo, más allá de ser una de las actrices más talentosas y respetadas de su generación, Paltrow también ha sido duramente criticada. De hecho, en 2013 fue considerada la actriz más odiada de Hollywood por la revista Star, superando a otras celebridades con conductas polémicas como Jennifer López o con una actitud que muchos consideran (o consideraron) odiosa como Kristen Stewart.

¿Qué ha hecho que Paltrow tenga una reputación tan mala tanto fuera como dentro del set? Han sido varias las conductas y declaraciones que la actriz y empresaria ha hecho a lo largo de los años que a más de uno le causó desagrado. Probablemente el título que le dio Star es muy escandaloso tomando en cuenta que otras celebridades han sido culpables de crímenes reales y se han convertido en auténticos parias en Hollywood. Por el contrario, Paltrow no le hizo daño a nadie, pero sus actitudes han sido suficientes para que muchas personas opten por alejarse de ella.

A continuación, algunas de las razones que le otorgaron a Gwyneth Paltrow el título de “la actriz más odiada de Hollywood”.

La mujer que nació para ser una diva

Gwyneth Paltrow es hija de la actriz Blythe Danner y el productor de cine Bruce Paltrow. Esto le permitió tener una vida muy acomodada desde joven. Fue a las mejores escuelas, se codeó con personas influyentes e incluso su padrino es nada menos que Steven Spielberg, quien le dio su primera oportunidad en el cine en su versión de la cinta Peter Pan de 1992.

Esto no sería un problema si la actriz no hubiera desarrollado una actitud tan prepotente adentro y fuera del set. Muchos rumores indican que durante el rodaje de Iron Man 2, Paltrow hizo una rabieta por haber sido suplantada por Scarlett Johansson como el personaje femenino principal del filme. Gwyneth habría llegado al punto de no dirigirle la palabra a Johansson y no hacer promoción de la cinta. Esto nunca fue confirmado por ninguna de las actrices, pero varios miembros del equipo fílmico aseguraron que la actitud de Gwyneth fue muy complicada.

La gurú de una vida inalcanzable

Hoy en día, Gwyneth Paltrow tiene un patrimonio de USD 200 millones, lo que le ha permitido darse una vida muy alejada a la que el común denominador de la población puede aspirar. Al parecer, Paltrow no está muy consciente de esto, pues hace unos años comenzó un blog llamado Goop donde compartía recetas y consejos para tener un estilo de vida más sano y feliz. El problema fue que estas recomendaciones eran en su mayoría muy caras. Una de las recetas que más llamó la atención fue la del batido que Paltrow toma diariamente, con un valor aproximado de USD 200.

/gap