«¿Entiendo que tiene una parcela en Dalcahue, diputado?» le preguntó en un debate televisivo el año pasado la periodista Constanza Santa María al entonces candidato presidencial Gabriel Boric.

“No, en Chiloé”, replicó el diputado. “Dalcahue es una comuna de Chiloé”, precisó la periodista.

En las últimas horas, las parcelas de agrado volvieron a convertirse, inesperadamente, en un tema para La Moneda.

La polémica restricción del Ministerio de Agricultura a la subdivisión de predios rurales

La crisis surgió luego de que el Ministerio de Agricultura instruyera al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) suspender la subdivisión de predios rústicos que “pudieran significar una amenaza a los sistemas agroproductivos; al ecosistema y al equilibrio socio-ecológico de las localidades en las que están emplazados».

La justificación del ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, fue que la proliferación de proyectos de loteos (parcelaciones) en áreas rurales; simulan que continúan el destino agrícola del predio, cuando en realidad cambian a destino habitacional.

“Con esto se busca preservar el suelo rural para fines agrícolas y evitar los efectos de un desarrollo inmobiliario; al margen de la planificación territorial«, dijo el ministro de Agricultura a EMOL.

Un editorial de ayer de La Segunda, plantea que la postura de Valenzuela es parte de una “definición programática más vasta del gobierno, impulsar la llamada ‘soberanía alimentaria’. Lo que implica aumentar y reorientar la producción agrícola y silvoagropecuaria hacia el mercado más interno que externo”.

Qué dice la ley sobre la subdivisión de predios rurales

El Decreto Ley 3.516 establece normas sobre División de Predios Rústicos. En su artículo primero dispone que dichos predios podrán ser divididos libremente por sus propietarios. Ello, siempre que los lotes resultantes tengan una superficie no inferior a 0,5 hectáreas físicas; independientemente de la aptitud agrícola, ganadera o forestal.

Conforme al artículo 55 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones, fuera de los límites urbanos establecidos en los Planes Reguladores; se permite levantar construcciones para las viviendas del propietario del predio.

El único requisito que debe cumplir el propietario para dividir un predio rústico por sobre las 0,5 hectáreas físicas es pedir un certificado al Servicio Agrícola y Ganadero, que acredite que el predio mantiene su aptitud agrícola, ganadera y/o forestal. Lo que no se ve afectado por la construcción de la casa del propietario, pues, la ley permite su construcción.

«Importante es destacar que lo que exige la ley es que mantenga su aptitud, y no el uso efectivo del suelo en actividades agrícolas, ganaderas o forestales», explican abogados urbanistas a El Líbero.

Lo que hizo Agricultura, entonces, fue poner mayores exigencias y restricciones a dicha división; pidiendo informes que demuestren que no hay daño al ecosistema ni a las actividades productivas.

A su vez, crea una serie de situaciones fácticas que ameritarían la suspensión de los procesos de certificación. Además, las autoridades alegan que las subdivisiones crecieron de 10 mil en 2019 a 19 mil en 20221.

Empresas de bienes raíces acusan “impacto gigantesco” en el mercado de las parcelas

Varios agentes del mercado inmobiliario y abogados han calificado la medida de ilegal y arbitraria; generando un enorme impacto; y truncando el legítimo deseo de familias de emigrar de las ciudades a los campos.

Tomás Prado es presidente de la Asociación Gremial Chile Rural, entidad que agrupa a 50 empresas del sector inmobiliario y proyectos de loteos y parcelas. A su juicio, «el impacto es gigantesco, porque de un día para otro cambiaron las reglas de forma arbitraria e ilegal. No hay rubro que resista bien un impacto así».

Prado denunció que el Ministerio de Agricultura se arrogó facultades que le competen a los tribunales de justicia. Ello, pues si alguien vulnera el destino del suelo; debe ser denunciado al juzgado de policía local correspondiente.

Mario Anfruns Bustos, gerente general de Anfruns Propiedades, dijo en una carta a El Mercurio que «la modificación y la prohibición para continuar con este sistema atentan contra los principios básicos del respeto a la normativa vigente».

Anfruns sostuvo que «urge una nueva ley que se adapte a la realidad que hoy vivimos; de migración desde la ciudad al campo».

Las parcelas del Presidente Boric y de cinco ministros

Si bien el gobierno quiere restringir las parcelas de agrado, el Presidente Boric y algunos de sus ministros ya cuentan con terrenos de este tipo.

En marzo de 2019, pocos meses antes del estallido social, el entonces diputado de Magallanes compró un terreno en la comuna de Dalcahue, Chiloé.

La propiedad es rural, con destino habitacional, está en la localidad de Pindapulli PC 17, y tiene un avalúo fiscal de $10 millones 402 mil.

Es un sector de abundante bosque nativo y cursos de agua superficiales. Hay avisos comerciales de predios de casi 7 mil metros cuadrados por $20 millones.

Al Presidente se suma el ministro de Hacienda, Mario Marcel, que compró en 2018 el lote 46 de Las Mellizas, también rural con destino habitacional. Está enclavado en la turística comuna de Puyehue, en Los Lagos, y el avalúo fiscal supera los $118 millones.

Predio rural del ministro Mario Marcel

Su colega de la Segpres, Giorgio Jackson, de Revolución Democrática, adquirió ese mismo año 2018 un terreno agrícola rural en la comuna de Algarrobo. El avalúo fiscal del lote 2 El Maqui es de $4,3 millones.

Predio rural del ministro Giorgio Jackson

La ministra de Defensa Nacional, Maya Fernández, también declara tener tres parcelas rurales en la comuna de La Higuera, en Coquimbo. El avalúo fiscal de todas ellas es de 10 millones aproximadamente.

Uno de los tres predios rurales de la ministra Maya Fernández

El gusto por los predios rurales también lo tienen la ministra del Trabajo y Previsión Social; Jeannette Jara (PC), y el de Obras Públicas, Juan Carlos García.

Jara es dueña en copropiedad desde 2011 de la parcela 44 en el Camino El Guanaco s/n, en la comuna de Padre Hurtado. El avalúo fiscal supera los $146 millones; el suelo es rural y el destino habitacional.

Predio rural de la minisstra Jeannette Jara

En el cotizado Puerto Varas, en Los Lagos, el ministro García tiene dos parcelas; los lotes B29 y B30 en Colonia Río Sur 1212.

Los suelos son rurales y los avalúos fiscales de ambos superan los $22 millones.

Uno de los predios rurales del ministro Juan Carlos García

Por Unidad de Investigación El Líbero

/psg