Una invitación firmada por la ministra del Interior, Izkia Siches, llegó el viernes pasado a las casillas de correo de los presidentes de Apruebo Dignidad y del Socialismo Democrático. En la comunicación, la secretaria de Estado convoca a los dirigentes oficialistas a un nuevo consejo de gabinete que liderará el Presidente Gabriel Boric este martes 26 y que tiene como objetivo principal definir la hoja de ruta del gobierno tras una instalación que ha sido calificada por el propio Mandatario como “turbulenta”.

Si bien la jornada “de discusión política” se iniciará a las 9.00 entre Boric y sus 24 secretarios de Estado, a las 10.30 y hasta las 18.00 se espera que los partidos políticos participen del debate. La invitación a las colectividades se da justamente luego de que sus dirigentes consideraran un error que no se los haya sumado en la jornada de trabajo que se realizó con parlamentarios en Casona Cañaveral y cuando las relaciones con La Moneda no están en su mejor momento.

“Esta iniciativa surge a petición de los partidos, pues no tuvimos la posibilidad de participar en el encuentro anterior, se valora que el gobierno haya recogido nuestra inquietud”, afirma a La Tercera PM el presidente (s) del Partido Socialista, Andrés Santander.

Para el gobierno el hito de este martes será clave para retomar la agenda, en momentos en que el Ejecutivo enfrenta críticas por su inactividad parlamentaria y por una ausencia de capacidad para desplegar su propia agenda. En el Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad los dirigentes no esconden que el gobierno ha sido reactivo en estos primeros días y no ha logrado instalar temas del programa que comprometieron al país, uno de los factores a los que atribuyen el sostenido aumento en la desaprobación del gobierno.

Tema aparte son las heridas internas que dejó la negociación por el quinto retiro, donde quedó en evidencia que el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, deberá redoblar sus esfuerzos con sus propias huestes -y sectores como la DC y el Partido de la Gente-, de cara a la tramitación de las reformas estructurales como la de pensiones o tributaria.

Convención y ayudas sociales

En la invitación a las colectividades el gobierno detalla dos temas que ordenarán la discusión de mañana, la que se organizará en un pleno general y, luego, en grupos de trabajo. Uno de los asuntos en tabla: “Convención Constitucional: ¿cómo puede aportar el gobierno?”.

Según comentan en el comité político, la jornada de mañana será crucial para que el gobierno defina el rol que va a jugar en el marco del proceso constituyente. Más allá de ser garante del plebiscito del 4 de septiembre, en La Moneda hay una decisión política -y así lo ha expresado tanto Boric como sus ministros- de no ser “neutrales” ante los avances de la Convención Constitucional. Así, se espera que en el consejo de gabinete ampliado se dé cuenta, por ejemplo, del trabajo que ha liderado la Segpres para involucrarse en el debate de los transitorios y se tracen ciertos objetivos respecto a la organización del referéndum se salida.

“En términos políticos, por cierto, que me imagino que nadie a estas alturas cree, después de todo lo que nos hemos jugado para que sea posible un proceso constituyente en Chile, de que seremos neutrales al respecto. Yo tengo una posición política, quiero una nueva Constitución y espero que el plebiscito sea un punto de encuentro entre chilenos y chilenas”, dijo el Mandatario el sábado en su gira regional desde Montegrande.

En el gobierno hay preocupación por el aumento de la opción del Rechazo, la que este martes llegó, según la encuesta Plaza Pública Cadem, a un 46%. El propio Boric y Jackson han transmitido esta inquietud a convencionales del Frente Amplio y otros colectivos.

Para el Ejecutivo, y así lo han expresado públicamente, la aprobación de una nueva carta fundamental es clave para el despliegue del programa de gobierno del Mandatario, quien además ha asegurado que la Constitución actual está “superada”.

La Moneda, por ejemplo, aún no toma una postura sobre qué harán si se rechaza el texto constitucional, mientras que en sectores oficialistas -como el PS- ya comentan en privado una posible reforma que abra paso a un nuevo proceso constituyente.

En la cita de mañana se espera que también se debatan las fórmulas para avanzar en las reformas estructurales. En ese marco, se abordarán las ayudas sociales que estudia el gobierno para enfrentar el “alza del costo de la vida”, como el mecanismo de apoyos para el financiamiento de la canasta básica y el reajuste al salario mínimo respecto del que habría anuncios esta tarde, tras una reunión de Trabajo con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Durante la jornada, además, se espera que los ministros del comité político intervengan en sus áreas. Por ejemplo, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, abordará los aspectos económicos, mientras que Jackson entregará información sobre la agenda legislativa que prepara su cartera. A su vez, según quienes han podido conversar con el Mandatario, él también haría una pequeña presentación con su diagnóstico, tras las más de veinte bilaterales que ha sostenido con sus ministros.

Rol de Siches

La jornada de este martes estará marcada, además, por el rol de coordinación -como jefa del gabinete- que tendrá la ministra Siches.

En el comité político la decisión para reforzar su figura y dejar atrás los errores políticos y comunicacionales que han empañado su gestión -como la entrega de información falsa a la Cámara de Diputados-, contempla, precisamente, que ella juegue un rol de “primus inter pares” (el primero entre iguales) con el resto de los ministerios, además de reforzar sus lazos con los partidos políticos.

Esa definición, de hecho, fue reconocida públicamente por la vocera de gobierno, Camila Vallejo, tras el impasse de Siches en el Congreso. Tras ese hito, la secretaria de Estado además redujo sus apariciones públicas y reforzó sus equipos con representantes de los partidos como Alejandro Urquízar (PC) y Víctor Ramos (Convergencia Social).

Así, en la coalición de gobierno, señalan que están expectantes del rol que asuma en este segundo tiempo que busca abrir La Moneda tras el consejo de gabinete de este martes.

Cómo llegan los partidos

En el oficialismo hay consenso de que es necesario dejar atrás la instalación y retomar la agenda del gobierno, además de mejorar la comunicación y coordinación entre La Moneda y quienes sustentan su administración.

En el caso del Socialismo Democrático está previsto que se reúnan previo a la jornada de mañana para llegar con algunas bajadas comunes. “Los temas principales tienen que ver con la agenda legislativa y el trabajo prelegislativo y el cómo se enfrentará el invierno, pues se requiere, en nuestra opinión, impulsar algunos instrumentos adicionales de apoyo a quienes mas lo necesitan”, sostiene Santander, quien agrega que irán con una actitud propositiva.

Su par del Partido Liberal, Patricio Morales, dice que “desde el Socialismo Democrático y como Partido Liberal estamos muy atentos a que el gobierno le comunique a la ciudadanía las transformaciones que se llevarán desde los ministerios sectoriales. Temas como salud y educación son claves para las personas y van más allá de la agenda que concentra el Congreso”.

“Sin duda necesitamos una mayor proactividad en materia legislativa, pero también necesitamos un trabajo en conjunto mucho más intenso. Acá es primordial la convergencia entre el trabajo del gobierno y los parlamentarios. Yo aspiro a que tengamos una mucho más profunda y permanente relación de trabajo entre los equipos del gobierno y las bancadas de Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático. En segundo lugar, necesitamos respuestas urgentes del gobierno con respecto a la situación que están pasando miles de familias con los efectos de la inflación y el encarecimiento del costo de la vida y en donde se requieren medidas urgentes para palear esta situación. Ese es un punto que pretendo marcar mañana”, afirma, a su vez, Tomás Hirsch (Acción Humanista).

/psg