22/11/63. Ese es el título de la novela más política de Stephen King. La fecha hace referencia al día del asesinato de John F. Kennedy y el relato, al intento del protagonista por evitar lo inevitable.

Es verdad, tiene esa fantasía distorsionada propia de las novelas del escritor estadounidense, pero también el deseo inconfesable de muchos, si no todos, de ser capaces de alterar de una u otra forma el curso de la historia.

¿Qué hubiera pasado sí…? parece ser la máxima.

Y algo de eso hay también por estos días en Chile.

Están los que desearían regresar al 17 de octubre de 2019, como decía la semana pasada Oscar Contardo, y también los que anhelan retornar al Chile de antes del 11 de septiembre de 1973. El país de los nostálgicos.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap