Este miércoles en la Comisión de Trabajo del Senado se aprobó el último paquete de indicaciones del proyecto que busca ajustar la jornada laboral semanal a 40 horas.

La tramitación en sala continuará en marzo.

Durante la sesión, entre las indicaciones aprobadas se encuentra la relacionada con que los padres trabajadores de niños de hasta doce años, y las personas cuidadoras, tengan derecho a una banda de dos horas, dentro de la que podrán anticipar o retrasar hasta en una hora el comienzo de sus labores, determinando así también el horario de salida al final de la jornada.

También, se establece la posibilidad de acordar con el trabajador que la jornada ordinaria de 40 horas se cumpla en un promedio de hasta 4 semanas, con un máximo de 45 horas semanales.