A fines de mayo de 2021, la Fiscalía Nacional dio a conocer, tras analizar 41.075 delitos que ingresaron a su sistema entre el 18 de octubre y el 31 de diciembre de 2019, que sólo se mantenían hasta esa fecha con la medida cautelar de prisión preventiva 25 imputados relacionados al estallido social en Chile.

A rasgos generales, la fiscalía informó que fueron acusados por crímenes como activación o lanzamiento de bombas molotov, incendio, porte ilegal de armas, homicidio, homicidio frustrado, robo con intimidación, robo con violencia, robo en lugar no habitado y desórdenes públicos, entre otros ilícitos.

Antecedentes que por estos días toman aún más relevancia, luego que 105 de los 155 integrantes de la Convención Constitucional decidieron emitir una declaración para pedir la liberación de los denominados “presos de la revuelta social”.

¿Cuántos individuos se mantiene en prisión preventiva? ¿Qué acusaciones enfrentan? EL DÍNAMO actualizó, a través del Poder Judicial, la situación de las 25 causas en base a los códigos de identificación que fueron entregados por la Fiscalía Nacional.

En la actualidad, de los 25 imputados en prisión preventiva que informó la Fiscalía Nacional a fines de mayo, 17 se mantienen en prisión preventiva y 8 fueron condenados.

Saqueos y robos

1– Alen Huenucoy

La mujer permanece en prisión preventiva desde su detención el 20 de noviembre del 2019, cuando la PDI allanó su domicilio por encargo de la fiscalía. En el lugar, se le encontraron algunas especies relacionadas al saqueo de un supermercado Lider, como un televisor e impresora, por lo que se le imputó el delito de robo en lugar no habitado.

Sin embargo, no fue lo único que encontró la policía. Huenucoy mantenía en su domicilio más de 30 gramos de clorhidrato de cocaína, 1,6 kilos de pasta base y casi un kilo de cannabis sativa. Además de una caja de municiones, con 37 cartuchos calibre 38 especial sin percutar, y una cartera negra en cuyo interior mantenía un revólver marca Taurus, calibre 38 especial, y ocho cartuchos calibre 38 especial.

Su causa aún continúa en tramitación y el 18 de marzo del 2021, tras revisar los antecedentes expuestos por su defensa, la jueza Pamela Muñoz del Juzgado de Garantía de San Bernardo decidió mantener la medida cautelar de prisión preventiva.

2– Jerson López

El 14 de noviembre de 2019, según acusa la fiscalía, López se trasladó hasta las inmediaciones de la avenida 5 de Abril en Maipú. En el lugar, procedió a ocultar la patente de su vehículo marca Nissan negro para ingresar junto a otros sujetos por la fuerza a la farmacia Farma Precio, desde donde sustrajeron medicamentos y perfumes.

Más tarde, de acuerdo a las cámaras municipales, se vio al mismo vehículo conducido por Jerson López en las afueras de una tienda Preunic, donde nuevamente robó y guardó especies en el automóvil para darse a la fuga.

En total, considerando los daños a ambas tiendas y los productos robados, las pérdidas fueron avaluadas en $200 millones.

La defensa de López rechazó realizar un procedimiento abreviado, pese a que se encuentra desde el 23 de septiembre del 2020 en prisión preventiva. Tampoco se ha presentado a las audiencias destinadas para la modificación de la medida cautelar.

3– Álvaro Valencia

El imputado por el delito de robo en lugar no habitado está en prisión luego que a fines de noviembre del 2019, según estableció la fiscalía, interrumpió junto a un grupo de personas el tránsito vehicular entre la avenida Francisco de Aguirre y calle Pedro Pablo Muñoz en La Serena.

Más tarde, ingresó con su grupo hasta las dependencias Hotel Costa Real para sustraer mesas, sillas, artefactos electrónicos, comida y bebestibles, entre otras especies de propiedad del establecimiento, con las que se dio a la fuga.

Solo por los daños provocados y objetos sustraídos por Valencia, se estimó un perjuicio para el Hotel Costa Real por sobre los $3,3 millones.

La causa aún está en tramitación y el sujeto se mantiene en prisión preventiva, medida que ha sido revisada en varias ocasiones a petición de su defensa.

4– Jordan Fuentes

El imputado se mantiene en prisión preventiva por dos delitos que habría cometido en el marco de las movilizaciones del estallido social.

Se trata de robo con intimidación y robo en lugar no habitado. Su causa llegó hasta el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Concepción.

El primer hecho, según acusó el Ministerio Público, ocurrió durante la madrugada del 29 de noviembre en la intersección de Roque Esteban Scarpa con Francisco Antonio Encina en la comuna de San Pedro de La Paz, donde el imputado detuvo un vehículo en movimiento provisto de “armas que aparentaban ser de fuego exigiéndole en forma ‘grosera’ la entrega de sus pertenencias”.

Una hora más tarde, aprovechando la conmoción pública del estallido social, el imputado junto a otro sujeto accedió a un local comercial llamado Biodrinks, donde rompió la cortina metálica y sustrajo “botellas de distintos tipos de licores, específicamente whisky, tequila, cerveza, cajetilla de cigarrillos, un computador marca Toshiba y otros tipos de bebidas, procediendo luego a huir del lugar con las especies en su poder”.

Incendio y bombas molotov

5– Daniel Elías Bustos

El 19 de octubre del 2019, Daniel Elías Bustos se acercó hasta la estación de Metro San Pablo en la comuna de Lo Prado, donde, según él confesó a la fiscalía, encendió un artefacto incendiario que “por accidente” lanzó “a la altura de la zona donde se almacenan los contenedores de basura”, provocando graves daños al tren subterráneo.

Desde el 10 de enero del 2020, fecha en que fue formalizado, se encuentra en prisión preventiva. Además, está a la espera del juicio oral en su contra previsto para el 3 de agosto del 2021 en el Quinto Juzgado de Garantía de Santiago.

6,7 y 8– Benjamín Espinoza, Jesús Yietro y Matías Rojas

El 14 de noviembre de 2019, según determinó el OS-9 de Carabinero en base a imágenes aéreas y algunas obtenidas por personal de civil, los imputados Benjamin Espinoza, Jesús Yietro y Matías Rojas armaron y lanzaron diversos artefactos incendiarios en contra de Carabineros y de uno de los accesos de la estación Baquedano del Metro de Santiago.

Tras su detención en el lugar, Carabineros estableció que los mismos individuos habrían participado en otros ataques incendiarios perpetrados el 12 de noviembre del 2019 en el restaurante Hacienda Gaucha, el apart hotel Principado y a una obra en construcción de perteneciente a la Universidad de Chile, entre otros inmuebles del sector.

Si bien ya se les condenó por algunos de estos ilícitos, no todos pudieron ser acreditados y aún continúa la investigación, por lo que siguen cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva. En los tres casos se rechazó la demanda civil presentada por el Consejo de Defensa del Estado.

En el caso de Benjamín Espinoza, por ejemplo, se le absolvió del cargo formulado en su contra por el incendio de una máquina al interior de las obras de la U. de Chile. Los tres también fueron absueltos por el incendio del apart Hotel Principado.

Los tres apelaron ante la Corte de Apelaciones de Santiago la medida cautelar de prisión preventiva, lo que fue rechazado el 2 de julio del 2021.

9– Gabriel Rogers

Corría el 11 de noviembre del 2019 cuando, de acuerdo a la fiscalía, Gabriel Rogers arrojó desde el bandejón central del Parque Bustamante en la comuna de Providencia una bomba molotov en contra de un vehículo policial.

El hecho ocurrió en la calle Ramón Carnicer y Rogers fue detenido en Seminario con Santa Isabel. Se le incautó una mochila con elementos asociados a la fabricación de este tipo de bombas.

Está en prisión preventiva desde el 14 de noviembre del 2019 y actualmente espera la preparación del juicio oral en su contra que se desarrollará el 21 de julio del 2021.

10 y 11– Sergio Jaramillo y Luis Corvalán

El 29 de octubre del 2019, cerca de las 19 horas, Sergio Jaramillo y Luis Corvalán, según acusa la fiscalía, participaron de una manifestación en las cercanías de la Municipalidad de Quilpué.

En el lugar, Jaramillo “dirige con su actuar a un conjunto de personas que se encontraban participando en el incendio, y con distintos elementos que recopila procede a introducirlos encendidos con un elemento que portaba, al parecer un encendedor, en el sector derecho de la Ilustre Municipalidad de Quilpué donde funcionaba la Tesorería, originando y contribuyendo en el incendio en dependencias municipales“.

En el marco de una orden de entrada y registro a su domicilio, la PDI encontró un sistema de cultivo de plantas de marihuana indoor, con dos ejemplares en su interior.

En paralelo, Luis Corvalán también es acusado del delito de incendio con peligro para personas por el ataque perpetrado contra la Municipalidad de Quilpué.

Actualmente, se lleva a cabo un juicio oral en contra de Jaramillo y Corvalán, quienes permanecen detenidos y en prisión preventiva desde el 26 de febrero del 2020.

12 y 13– Brandon Rojas y Claudio Romero

Según la investigación de las policías y la fiscalía, Brandon Rojas y Claudio Romero habrían llegado junto a otros sujetos de la denominada banda “K-Pop Primera Línea Tarapacá” el 27 de diciembre del 2019 a la avenida Los Héroes en Iquique, donde impidieron el tránsito de vehículos y peatones.

En primera instancia, fueron vistos por las cámaras de la Municipalidad de Iquique lanzando objetos contundentes en contra de personal policial, sin embargo, luego se retiraron del eje.

Minutos más tarde, se vio a Rojas fabricar un elemento incendiario que posteriormente lanzó Romero en la vía pública, según se acusa.

Ambos fueron detenidos por Carabineros en la calle Genaro Gallo y se mantienen en prisión preventiva desde el 20 de marzo del 2021, ya que en un comienzo sólo se decretó en contra de ambos arresto domiciliario.

14– Cristian Briones

Cristian Briones ya fue condenado con fecha 2 de junio del 2021 por el delito de activación de artefacto incendiario y maltrato en obra a Carabineros, sin embargo, apeló la sentencia ante la Corte Suprema, por lo que se mantiene en prisión preventiva.

En detalle, según se estableció en la investigación, el sujeto llegó el 23 de octubre del 2019 hasta la calle Álvarez de Toledo con Gran Avenida José Miguel Carrera, comuna de San Miguel, para arrojar una bomba molotov en contra del cabo primero de Carabineros, Luis Loyola, quien resultó lesionado levemente en su antebrazo derecho.

15– Yerko Retamales

Bajo contexto del estallido social, el 16 de diciembre del 2019, una mujer al interior de una camioneta fue interceptada en el centro de Antofagasta por Yerko Retamales, quien le ordenó bajarse del vehículo y provisto de un artefacto incendiario la amenazó con quemarla viva si se negaba.

Según denunció la víctima, tras intentar huir del lugar, Retamales arrojó la bomba molotov a su vehículo, lo que le provocó quemaduras en el 8% de su cuerpo.

Tras ver la acción, algunos manifestantes ayudaron a la mujer, mientras que otro grupo detuvo a Retamales y lo entregó a Carabineros.

Retamales está en prisión preventiva desde diciembre del 2019, medida que fue revisada y mantenida el 3 de mayo del 2021 en el marco de un juicio oral en su contra.

Porte o uso de armas de fuego en la vía pública

16– Leonardo Sotelo

Desde el 4 de diciembre del 2019 a la fecha, Leonardo Sotelo se encuentra en prisión preventiva tras ser acusado de los delitos porte ilegal de arma de fuego, municiones y microtráfico. Se encuentra a la espera de un juicio oral en el Tribunal Oral de lo Penal de Chillán.

Según se investiga, el 2 de diciembre del 2019 Sotelo fue descubierto por Carabineros con un arma de fuego durante una manifestación a propósito del estallido social.

Al momento de la detención, dio un nombre falso y se identificó como Jorge Leonidas Pérez Muñoz, porque mantenía una orden de aprehensión por el Juzgado de Garantía de Chillán por el delito de hurto simple.

Junto al arma de fuego, también se le encontraron 40 papeles con un total de 10 gramos de cocaína, por lo que se configuró el delito de microtráfico.

17– Francisco Fuenzalida

Aunque difiere de los casos anteriores, la Fiscalía también considera entre sus casos a causas del estallido el ataque a tiros contra manifestantes. Se trata de Francisco Fuenzalida, quien se mantiene en prisión preventiva desde el 23 octubre del 2019, en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Parral.

Fuenzalida es acusado de los delitos homicidio, homicidio frustrado, daños simples y porte ilegal de arma de fuego, luego de disparar en contra un grupo de manifestantes en el marco del estallido social.

De acuerdo a la Fiscalía, el 21 de octubre del 2019, el sujeto transitaba en su camioneta Toyota por el centro de Curicó, cuando en la avenida Manso de Velasco con calle Merced fue interceptado por manifestantes.

Fuenzalida portaba una pistola marca CZ modelo 85, junto con dos cargadores y municiones calibre 9 milímetros. Con su arma de fuego comenzó a disparar en varias ocasiones contra los manifestantes, provocando la muerte de una persona y heridas de diversa gravedad en otras.

Desde su defensa, alegaron que durante el hecho, Fuenzalida estaba “con el juicio de realidad alterado”, debido a una patología mental que lo aquejaba por esos días.

“Influyeron múltiples factores como son entre otros la enfermedad psiquiátrica que padecía y su deficiente tratamiento; su delicada situación económica con un creciente endeudamiento, su mala relación conyugal y el fallido negocio de arriendo de maquinarias influido a su vez por el denominado estallido social que comenzó el 18 de octubre de 2019”, indicó su abogado.

Fuenzalida se mantiene en prisión preventiva, ya que su última apelación del 20 de enero del 2021 fue rechazada.

/psg