Durante el balance que dejó una nueva jornada de incidentes en el marco de la conmemoración del Día del Joven Combatienten, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, se refirió a las detención de 11 personas en la comuna de Cerrillos.

El procedimiento se dio luego que personal SIP de la 34ª Comisaría Vista Alegre procedieran a fiscalizar tres vehículos con diversas personas en su interior.

Si bien trataron de darse a la fuga, los sujetos fueron alcanzados en la intersección de calles Lo Errázuriz con Las Flores, en la comuna de Estación Central, lugar donde fueron controlados.

Al interior de los vehículos se encontraron artefactos incendiarios artesanales, pasamontañas, guantes, mascarillas, fuegos artificiales, punteros láser, entre otros objetos. Además, se detuvo a una persona que vestía con ropas y casco que lo identificarían como observador de Derechos Humanos.

Al respecto, Galli sostuvo que «hay un grupo muy minoritario de personas que no respeta ninguna norma, y peor aún, en un momento de especial ansiedad para la ciudadanía, salen a cometer hechos de violencia».

En relación al «observador» de DD.HH. sostuvo que «detrás de trajes que dicen ser de observadores de Derechos Humanos, detrás de cascos, detrás de haber aducido esa condición, personas quisieron evadir el control policial. ¿Y qué portaban? 35 bombas molotov».

«No hay nada que observar»

«Me pregunto, ¿para qué necesitamos observadores de DD.HH. en los hechos de violencia de ayer? Ayer no había ninguna manifestación pacífica, ninguna demanda legítima. Ayer lo que hubo fue violencia intensa de una minoría en contra de Carabineros. Ahí no hay nada que observar», afirmó.

Cabe recordar que Carabineros reportó 140 eventos de control de Orden Público a nivel nacional, registrándose un total de 57 detenidos y 7 funcionarios lesionados.

/gap